El año 2022 parece haberse postulado en los tiempos recientes como la fecha límite para todo lo que tiene que ver con coches autónomos, vehículos eléctricos y los cambios en la industria del motor en general. Tras varios fabricantes habiendo establecido esa fecha como la indicada para pasarse al mercado de lo eléctrico cien por cien, ahora llegan noticias de que Panasonic quiere sumarse a un año que, de cumplirse las previsiones, será apasionante para el sector.

Panasonic es una empresa bien conocida en el mundo de la tecnología, con diferentes productos con los que ha conseguido brillar más o menos a lo largo de los años, pero que también ha tenido que virar hacia horizontes más prometedores de manera reciente. Esto le ha llevado a ser la única empresa que suministra las baterías del Model 3, el coche de Tesla destinado a conquistar al gran público y cuya demanda estaría provocando estragos en la compañía de Elon Musk a la hora de cumplir con los plazos de entrega.

Pero de fabricar baterías a crear un complejo sistema de conducción autónoma hay un paso apreciable. Aún así, en un momento en el que no cabe duda alguna de que los sistemas de conducción autónoma conforman el futuro del transpote, es una decisión inteligente apostar por ello a medio plazo si se tienen los recursos para ello. Panasonic los tiene y, como tal, planea comercializar su sistema de conducción autónoma y ponerlo en el mercado dentro de cinco años, cuando estos sistemas estén mucho más integrados en la conducción cotidiana.

Desde la compañía afirman que saben que se saben “por detrás de sus rivales”, pero que los progresos que se están llevando a cabo son prometedores. Cabe esperar, por tanto, escuchar en los próximos meses más noticias acerca de las nuevas tecnologías de Panasonic y sus pruebas en entornos reales cuando cuenten con el nivel de seguridad apropiado.

Fuente: https://hipertextual.com/