La tensión entre Rusia y Estados Unidos sigue escalando. Piratas informáticos rusos robaron información clasificada del Gobierno estadounidense sobre cómo accede a la red de ordenadores extranjeros, el código que usa para tal espionaje y cómo defienden las redes de su país contra ciberataques, informó The Wall Street Journal(WSJ).

El siniestro ocurrió luego de que un contratista de la Agencia Nacional de Seguridad de EE.UU. (NSA, por sus siglas en inglés) trasladó documentos clasificados al ordenador de su casa, indicaron varias personas con conocimiento del asunto a WSJ. Los delincuentes cibernéticos dieron con el contratista gracias al antivirus de la empresa rusa Kaspersky Lab, software que el Gobierno estadounidense incluso ha prohibidousar a sus dependencias gubernamentales.

El incidente ocurrió en 2015 y fue descubierto hasta la primavera pasada. Aunque el robo no ha sido revelado por parte de las autoridades, los expertos lo han considerado como una de las brechas de seguridad informática más significativas de los últimos años. Tal información permitiría al Gobierno ruso mejorar la protección de sus redes, dificultar tareas de la NSA y desarrollar métodos para acceder a las redes de EE.UU. y otras naciones.

Por su parte, Kaspersky Lab ha negado tener vínculos con Kremlin en un comunicado y actualmente colabora con las investigaciones del Congreso estadounidense sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales pasadas. Dos horas antes de que WSJ publicara la noticia, Eugene Kaspersky publicó el siguiente tuit: “Nueva teoría de la conspiración, anon fuentes de los medios de comunicación traen la historia. Tomar en cuenta que no nos disculpamos por ser agresivos en la batalla contra las amenazas cibernéticas.”