El mantra que deberíamos repetirnos más a menudo quienes estamos involucrados en la tecnología:

De verdad, no todo lo que brilla es oro y los Spectacles de Snapchat son el último y más reciente ejemplo de cómo un producto que se ha promocionado hasta el cansancio, que creó un hype de locura a finales de 2016, con una campaña de marketing impecable, que generó un efecto deseo tremendo en realidad era un gadget con poco uso y poco útil. Que graba video en un formato complicado, que al verlo cansa a los pocos segundos y que se sigue sintiendo raro cuando se te acerca alguien que las usa, aún con su diseño poco techie.

Las cifras sostienen lo anterior:

  • Apenas 150 mil unidades vendidas.
  • Menos del 50% de las personas que compraron unas Spectacles siguieron usándolas después del primer mes.
  • Un número importante de compradores dejaron de usarlas una semana después de adquirirlas.
  • Cientos de miles de unidades en bodegas sin forma de venderse.

Los datos vienen de fuentes cercanas a Business Insider que coinciden con un informe publicado el lunes 23 de octubre por The Information. El fracaso del producto es un golpe duro para Snapchat, que además de ver su cuota de mercado reducida considerablemente debido a Instagram, ha visto su estrategia de convertirse en una compañía “orientada a la fotografía” severamente lastimada.

Aún así Snapchat considera que los números de venta de las Spectacles son un éxito. El objetivo era vender 100 mil, según declaraciones de Evan Spiegel, CEO de la compañía en un evento de Vanity Fair, pero “cientos de miles de unidades” no vendidas en bodegas, el despido de Steve Horowitz y más de diez empleados de la división de hardware, no parece marcar un buen futuro para las gafas conectadas.

El origen de las Spectacles

Las Spectacles fueron un producto que surgió de la compra de Vergence Labs, una startup de realidad aumentada enfocada en el diseño de gafas. Snapchat adquirió la compañía y su equipo en 2014. Dos años más tarde, la puesta a la venta del producto llegó de sorpresa y para muchos marcaba una nueva era en el mundo de los wearables después del fracaso de las Google Glass, aunque claramente son productos sumamente diferentes.

Aunque en su momento más alto, las Spectacles llegaron a generar 8,3 millones de dólares durante un trimestre, en los últimos resultados financieros Snapchat reveló que las ganancias han disminuido a 5,4 millones de dólares.

Fuente: https://hipertextual.com