En su juventud, Geoff Edwards no conoció a nadie que haya estudiado una carrera

En su juventud, Geoff Edwards no conoció a nadie que haya estudiado una carrera

Un británico de 52 años que pasó 10 años viviendo en las calles vendiendo ejemplares de diarios fue aceptado en la prestigiosa universidad británica de Cambridge.

Tras largas temporadas sin techo, Geoff Edwards recibió la noticia de su admisión por parte del selectivo centro académico, donde cursa la licenciatura de Literatura inglesa.

La lectura, la gran pasión de este hombre desde que sus padres le inculcaron esa afición cuando residían en Liverpool, le ayudó a lo largo de los años a mantener el ánimo durante épocas en las que tuvo que hacer trabajos puntuales en el sector agrícola, estuvo desempleado, sufrió depresión y se quedó sin hogar.

Ahora, ese hobby le ha llevado a una de las mejores universidades del mundo. “No puedo decir que esto sea con lo que siempre he soñado porque, en realidad, ni siquiera pensaba en la universidad“, admitió en entrevista con The Guardian.

Edwards agregó que, no obstante, habiendo vivido en las calles de la ciudad de Cambridge “durante un tiempo” es un “privilegio” traspasar finalmente las puertas de su universidad.

Cambridge University

Cambridge University

“Cuando me enteré, estaba extasiado, fue absolutamente brillante y sabía que estaba en el camino correcto”, agregó. Además, destacó que es la primera vez que se siente orgulloso de sí mismo en su vida.

El padre de este ex mendigo trabajaba como cartero mientras que su madre era empleada en una oficina y en su hogar familiar siempre había libros. Geoff reconoció que contaba con pocas perspectivas de trabajar en Liverpool, por lo que terminó abandonando la ciudad aunque sin planes de estudiar por aquel entonces.

No conocía a nadie que hubiera ido a la universidad“, resaltó Edwards, que solía acampar cerca de los empleos temporales que iba obteniendo.

Cuando llegó a Cambridge, comenzó viviendo en edificios ocupados siempre que le surgía esa posibilidad o en la calle y también recogía libros en las bibliotecas y en las tiendas de caridad como “manera de escapar” de su precaria realidad.

Con ayuda de algunas organizaciones benéficas, empezó a vender ejemplares del Big Issue, un periódico estructurado por personas sin hogar a fin de reincorporarse al mercado laboral y a la sociedad.

Hace tres años este hombre comenzó un curso en uno de los Colegios de Cambridge, en el que obtuvo excelentes calificaciones en todas las materias. Por ello, su tutor le recomendó que intentara obtener una plaza en la universidad, algo que finalmente logró.

Fuente: https://www.infobae.com