El próximo y ambicioso instrumento para estudiar Encélado ya tiene nombre y es SELFI, el acrónimo de Submillimeter Enceladus Life Fundamentals Instrument. Este aparato consiste en una radio de onda submilimétrica capaz de estudiar la composición de los géiseres de esta luna de Saturno. Estos “volcanes” de agua están en estos momentos arrojando vapor y partículas heladas en el polo sur del satélite natural. ¿Cómo puede ayudarnos este fenómeno a buscar vida en otros planetas?

En busca de vida en Encélado

El ‘Instrumento Submilimétrico Encelado Fundamentos de la Vida’, o SELFI, es un instrumento de detección remota desarrollado por los ingenieros de la NASA y que representa una mejora significativa de los dispositivos de longitud de onda submilimétrica. Como su nombre indica, SELFI está diseñado para detectar radiación medida en terahercios, también llamada rayos T. Este rango pertenece a una región del espectro situada entre el infrarrojo lejano y las microondas y, hasta hace muy poco, no se había avanzado demasiado en su estudio.

En este rango submilimétrico podemos recoger información valiosa de la superficie y emisión de cuerpos como Encélado. Por ello, gracias a SELFI ahora detectaremos y mediremos rastros de sustancias químicas en las columnas de vapor de agua y partículas de hielo que emanan de las fisuras, también conocidas como rayas de tigre, del satélite. Encélado es la sexta luna más grande de Saturno y estudiar sus géiseres, creemos, nos ayudará a buscar precursores de vida en el Sistema Solar.

¿Como? Los científicos cree poder extrapolar la composición observada bajo de la corteza helada de esta luna y su potencial para albergar vida extraterrestre a otros cuerpos que encontremos. Los géiseres son en sí mismos un descubrimiento reciente e inquietante, pues muestran una actividad inesperada en lo que creíamos una luna congelada y muerta. Su presencia podría indicar la existencia de algún tipo de precursor de vida y materia orgánica.

Estas chimeneas arrojan partículas, vapor de agua, dióxido de carbono, metano y otros gases de forma continua de alrededor de cien sitios en la superficie del satélite. Aunque los científicos pensaban que Encelado estaba congelado por completo, fue Cassini la que reveló una ligera oscilación en la órbita lunar que sugiere la presencia de un océano debajo del hielo. Las fuerzas de marea de Saturno parecen tirar y empujar a Encelado, generando suficiente calor para retener líquido en su interior y romper la capa de hielo de vez en cuando.

encelado

La pregunta que los científicos quieren responder con SELFI es si la vida puede existir en Encélado y otros mundos helados como este. Sabemos que en la Tierra, en el fondo de los océanos, existen fuentes hidrotermales donde prosperan con la vida. ¿Tendrá Encélado géiseres hidrotermales en su fondo capaces de soportar la vida?

Así funciona SELFI

“Las longitudes de onda submilimétricas, que se encuentran en el rango de radio de muy alta frecuencia, nos dan una manera de medir la cantidad de muchos tipos diferentes de moléculas en un gas frío”, explica para la prensa Gordon Chin, el líder encargado de coordinar el trabajo de SELFI. “Podemos escanear todas las chimeneas para ver qué sale de Encelado. Esto ayudará a revelar parte de la química del océano que contiene y guiar a una sonda para realizar las mediciones directamente”.

SELFI, explican desde la NASA, funciona un poco como una ‘radio’. “Moléculas como el agua y el monóxido de carbono, entre otras, son como pequeñas estaciones de radio que transmiten en frecuencias muy específicas que dicen: ‘oye, soy agua; o, soy monóxido de carbono'”, afirmaba Chin. Un espectrómetro submilimétrico sensible a estas longitudes de onda, como SELFI, se sintoniza de forma parecida a una estación de radio con distintos tipos de ‘llamada molecular’ según lo que busquemos. Gracias a esto podemos detectar y cuantificar las sustancias.

vida extraterrestre

Los espectrómetros son herramientas comúnmente usadas en astronomía para analizar la composición química de gases y sólidos en planetas, estrellas, cometas y otros cuerpos celestes. El ajuste en la banda submilimétrica propio de SELFI es relativamente nuevo debido a la complejidad de la construcción de instrumentos sensibles a submilímetros, un longitud de onda pequeñísima.

El equipo de Chin está aumentando la sensibilidad del instrumento con un amplificador para trabajar alrededor de una frecuencia de 557 GHz. Esto mejorará la capacidad de medir pequeñas cantidades de agua y trazas de otros gases, incluso a bajas temperaturas, y explorará todo el sistema de respiraderos en la superficie en Encélado.

Gracias a esta y otras mejoras, SELFI podrá detectar y analizar simultáneamente hasta trece especies moleculares, que incluyen agua en diversas formas isotópicas, así como metanol, amoniaco, ozono, peróxido de hidrógeno, dióxido de azufre y cloruro de sodio. Estas sustancias están asociadas en nuestro planeta a varios fenómenos relacionados con la vida y su posibilidad. Si los encontramos en Encélado, ¿quién nos dice que podamos encontrarlos en otros sitios? SELFI nos ayudará a dar respuesta a esta y otras preguntas.

Fuente: https://hipertextual.com