Dichos de ministra mantiene furiosos a médicos que buscan masificar el paro en Bolivia

Huelga general indefinida en salud ya lleva 22 días en el país.

Dichos de López mantiene furiosos a médicos que buscan masificar el paro

Ministra Gisela Lopez y Luis Larrea. Foto/Internet

Los dichos de la ministra de Comunicación Gisela López en medio del paro de salud, mantienen enfurecidos a los dirigentes y la base de los médicos, que exigieron una satisfacción pública que no llega. Entre tanto, decidieron buscar el respaldo de los jubilados y padres de los futuros médicos para masificar la medida de presión que tiene 22 días de huelga general indefinida.

“Tenemos un gobierno autoritario que no escucha el pensar del pueblo y a una ministra de Salud que miente, porque creemos que como profesionales, también somos pueblo. Pero las consecuencias que pasa en salud es culpa de estas autoridades”, dijo a Erbol el presidente del Colegio Médico Departamental de La Paz, Luis Larrea.

El martes la ministra López escribió en su cuenta twitter que “los médicos no tiene perdón del pueblo. Mercaderes de la salud, son los únicos privilegiados que no trabajan las ocho horas de laburo que todo el mundo cumple. Se roban insumos médicos, se roban equipamientos de hospitales públicos y, lo principal, se roban la vida de la gente”.

Estas líneas cayeron como provocación a los médicos de base que rechazaron en asamblea la solicitud  de la ministra de Salud Ariana Campero y de la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, de ingresar a un cuarto intermedio humanitario. Los médicos asegura además que el Decreto Supremo 3385 “es nefasto para la seguridad social y la salud pública”, por lo que buscará a los jubilados para reforzar la movilización.

Aseguró que los médicos no saben cuál es el verdadero discurso que tiene el gobierno, porque por un lado piden cuarto intermedio y por otro lo convierten al médico en asesino al obligarle a practicar el aborto, algo que cualquier puede negarse, y por otro lado, lo penalizan si pasa algo con una persona.

El dirigente afirmó que hoy en día “no estamos viviendo un Estado de Derecho, sino un Estado autoritario”, donde las autoridades indican que el artículo 205 beneficia a los profesionales y ahora salen a decir que más bien beneficia a la población.

“Estamos atados de manos en lo que se refiere al accionar en el área de salud, quiero que la gente nos entienda, hoy son los profesionales médicos, mañana puede ser cualquier de ellos. Mantener el artículo 205 es una señal autoritaria”, declaró.

Por ahora la movilización de los médicos y los trabajadores en salud se mantiene en las nueve ciudades capitales, bajo la consigna de que el Decreto Supremo 3385 sobre la Autoridad de Fiscales debe abrogarse y el artículo 205, eliminarse en el proyecto de Códigos de Sistemas Penales.

Erbol / La Paz