Festejo de locura en el estadio Tahuichi

Tras el pitazo final del árbitro Luis Irusta, los jugadores de Destroyers, cuerpo técnico y dirigentes celebraron el tan esperado retorno a la Liga. El partido terminó en una fiesta en el Tahuichi.DIEZ

Minuto 96, la gente se impacientaban porque el pitazo del juez Luis Irusta no llegaba siendo que el reloj ya marcaba el final del compromiso. Con el 1-1 y sin tiempo para más, hinchas, jugadores, cuerpo técnico y dirigentes sabían que el ascenso era una realidad. Después de una década de participar en la Asociación Cruceña de Fútbol, Destroyers logró el objetivo de volver a la Liga y la fiesta se armó en el estadio Tahuichi.

Las personas invadieron la cancha para celebrar junto a sus héroes, que agradecieron a Dios, a la familia y la hinchada por confiar en el grupo de jugadores para superar la eliminatoria con Petrolero del Chaco.

Minutos después de los abrazos y las lágrimas, comenzaron los festejos con una vuelta olímpica improvisada. Los jugadores terminaron aplaudidos por los hinchas que asistieron al escenario deportivo y festejaron su victoria ante una multitud de seguidores.

Fuente: diez.bo

Categorías DeportesEtiquetas