2017 ha estado marcado por la desaparición, o al menos una enorme reducción, de los marcos. Cada fabricante lo ha logrado de una manera y, sobre todo, cada uno lo ha hecho con una filosofía de diseño y de interacción en cuestiones como la biometría. Unos han optado por los gestos y el desbloqueo facial, otros por reducir los marcos dejando el lector de huellas en el frontal y otros han decidido llevar el lector de huellas a la parte trasera, con mayor o menor acierto.

Parece que 2018 posibilitará no tener que hacer sacrificios o cambios de sistemas biométricos a la fuerza, gracias a que por fin llegarán los lectores de huellas integrados en la pantalla, sin ocupar espacio del frontal y sin localizarse de forma incómoda tanto para usuarios como para ingenieros en la parte trasera. Repasemos qué opciones hay para comenzar a ver los lectores de huella en pantalla.

Lectores de huella ópticos

Los rumores comenzaron con el Samsung Galaxy S8, del que ya se esperaba que integrara el lector de huellas en pantalla. El problema, según ha ocurrido con prácticamente todas las compañías, han sido los plazos. Se hablaba de un lector de huellas óptico. Estos no son tecnología nueva, sino que de hecho, son todo lo contrario. Todos los lectores de huella previos a los smartphones, los integrados en portátiles antiguos y otros dispositivos, son ópticos, por lo que no se esperaba ya mucho de ellos. Sin embargo, permiten escanear bajo un cristal inferior a 1 milímetro y requieren un área muy pequeña.

El gran esperado en este sentido fue el Natural ID FS9100 de Synaptics, compañía líder en el sector, que además permitía la lectura con los dedos mojados. El problema del FS9100 es que estaba más pensado para ser integrado bajo el borde del cristal (del marco), que sobre la pantalla en sí, por lo que hay que esperar a la familia Clear ID FS9500, presentada en el día de ayer.

Promete mayor velocidad que el reconocimiento facial y reconocimiento en un paso en la parte táctil del panel, sin botón y compatible con pantallas con marcos reducidos, hecho que no siempre es obvio porque se puede requerir usarlos para integrar circuitería. En el comunicado mencionan pantallas OLED, por lo que se sobreentiende que es una tecnología soportada. Por último, Synaptics habla de que ha comenzado la producción con un fabricante de smartphones del top-5, por lo que cabe esperar una solución con su tecnología en el primer trimestre del año, probablemente a tiempo del MWC 2018.

Lectores de huella por ultrasonidos

Otro de los grandes que ha abrazado y mostrado los lectores de huellas en pantalla ha sido Qualcomm, pero a diferencia de Synaptics, los suyos emplean la tecnología ultrasónica, es decir, que generan una imagen tridimensional de la huella al escanearla. Ya se emplean sobre lectores de huella tradicionales, pero pueden ser integradas bajo pantallas OLED y de momento, pueden operar bajo superficies metálicas o cristalinas de un grosor de 800 micras en cristal (1200 si la pantalla es OLED) y 650 en alumunio. Según Qualcomm, la comercialización también comenzará en la primera mitad de 2018, con lo que podremos ver un mano a mano con Synaptics.

Fabricantes como Vivo, por su parte, ya han anunciado que harán uso de esta tecnología en modelos venideros. Samsung ha registrado un patente que alla el camino del Galaxy S9

Fuente: https://hipertextual.com