Hasta ahora, Samsung ha sido el único fabricante de pantallas OLED para el iPhone X. Pero, según informa la publicación surcoreana The InvestorLG Display se unirá a ese selecto club a partir del segundo semestre de 2018.

El fabricante surcoreano centrará sus esfuerzos en la producción de pantallas OLED de 6,5 pulgadas, mientras que sus compatriotas azules (Samsung) continuarán fabricando paneles OLED de 5,8 pulgadas.

Se espera que LG fabrique entre 15 y 16 millones de pantallas OLED a lo largo del segundo semestre, unas cifras relativamente bajas comparadas con los 10 millones de unidades que Samsung fabrica cada mes.

Apple reduciría su dependencia de Samsung, quien suministra en solitario los paneles OLED para el iPhone X.

Esta información encaja con varias filtraciones relacionadas con el próximo iPhone, que llegaría justo en dos formatos diferentes: 5,8 pulgadas y 6,5 pulgadas de pantalla. Actualmente, el iPhone X (el único con OLED) se distribuye en un único formato de 5,8 pulgadas.

Gracias al nuevo acuerdo con LG, Apple podría iniciar un proceso de independencia paulativa respecto a Samsung, quien provee en solitario los paneles OLED para el iPhone X.

La decisión de trabajar únicamente con Samsung de cara al modelo previo no fue aleatoria: el fabricante surcoreano es el único capaz de fabricar pantallas al nivel (cualitativo y cuantitativo) que Apple demanda. La situación, afortunadamente, podría cambiar de cara a este año.

Fuente: https://hipertextual.com