Volkswagen y Hyundai acaban de dar su mayor paso en los últimos tiempos en lo que a conducción autónoma se refiere. Ambas compañías se han asociado con Aurora Innovations, una de las startups que más promete en el sector autónomo y que es también una de las más recientes, pues fue creada el año pasado. Precisamente por ello es poco lo que se conoce de esta, otorgando aún más interés a este particular acuerdo que llega por sorpresa a un 2018 que promete ser muy intenso en el área de la automoción.

Que los coches autónomos son el futuro de la industria no debería ya sorprender a nadie, con cada vez más recursos por parte de las principales compañías del sector dedicaos a este segmento. Aunque el principal enfoque en este momento está puesto en la electrificación de los vehículos, el paso natural siguiente será dotar de una autonomía real a estos que permita aumentar la seguridad en la carretera.

El fabricante alemán acuerda una inversión milmillonaria para elevar a la marca al primer lugar en lo que a movilidad eléctrica se refiere.

La asociación con Aurora Innovations no debe llevar a engaño por la reciente creación de la empresa, pues en ella trabajan tres de las personas que se tienen en más alta estima en lo referido a conducción autónoma. Por un lado se encuentra Chris Urmson, el que fuera el líder del proyecto de conducción autónoma de Google; por otro, Drew Bagnell, ingeniero de Uber especializado en la materia; y, por último, Sterling Anderson, antiguo responsable del Autopilot de Tesla. En definitiva, una primera línea envidiable incluso para las grandes tecnológicas que están trabajando en este momento en desarrollar este tipo de software.

En busca del beneficio mutuo

Esta unión de tres puntas nace, precisamente, del carácter de Aurora Innovations como desarrolladores de soluciones y sistemas de software pensados, desde el primer momento, para otras empresas. Es decir, su enfoque no contempla el desarrollo de un coche propio, sino que quieren ser la base sobre la que el resto de grandes empresas de la industria automovilística cimenten sus sistemas de conducción. Así lo expresa el propio Urmson tras conocerse el acuerdo:

Nuestra misión es hacer llegar tecnología autónoma de manera segura, rápida y extendida. Y para hacer eso, necesitábamos encontrar socios automovilísticos que tuvieran un peso global.

Los aspectos y pormenores que envuelven a la relación existente desde hace ya unos meses entre las compañías permanece, en su mayor parte, oculta, pero sí se conocen algunos detalles. Volkswagen pretende con esto poder desarrollar un sistema de coches que permitan el transporte público bajo demanda en entornos urbanos, algo que también persiguen empresas como Waymo y Lyft. El enfoque del acuerdo con Hyundai también contaría en parte con características del estilo, aunque el peso se lo llevaría la incorporación del sistema en los propios vehículos que comercializa el fabricante.

Waymo y Lyft, competidores de Uber en el mercado y en sede judicial, han llegado a un acuerdo para el desarrollo de coches autónomos.

Que dos compañías de la magnitud de Volkswagen y Hyundai se hayan unido con una startup con una trayectoria tan reducida, con equipo que se presupone bastante inferior en número si se compara con el de otras grandes empresas, da una idea de las expectativas que se tienen hacia Aurora Innovations. Urmson confiesa en unas declaraciones a The Verge que existe una importante guerra abierta por reclutar al mejor talento en startups, siendo este uno de los pilares sobre los que se apoyan para continuar sus esfuerzos de cara al futuro.

Hablando de futuro, vale la pena destacar cuándo se estima que se comenzarán a ver los primeros resultados de la citada alianza. La fecha aproximada se sitúa en torno al año 2021, encontrándose, por tanto, dentro de las estimaciones que otros fabricantes han dado para la llegada de sus vehículos eléctricos. La horquilla de años situados entre 2020 y 2025 suena ya desde hace tiempo como el marco en el que acontecerán los cambios más grandes en términos de impacto para el usuario medio, pues comenzarán a popularizarse y a adoptarse en masa las tecnologías que se están desarrollando en la actualidad.

Fuente: https://hipertextual.com