Soccer Football – World Cup – Quarter Final – Sweden vs England – Samara Arena, Samara, Russia – July 7, 2018 England’s Harry Kane in action with Sweden’s Andreas Granqvist REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Soccer Football – World Cup – Quarter Final – Sweden vs England – Samara Arena, Samara, Russia – July 7, 2018 England’s Harry Kane in action with Sweden’s Andreas Granqvist REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Imprecisiones y poco juego se vivió en el primer tramo del partido entre Inglaterra y Suecia. El público del Samara presenció un encuentro trabado que se desarrolló lejos de los arqueros Olsen y Pickford.

Tras 20 minutos, llegó el primer disparo de peligro. Una jugada de Raheem Sterling acabó en los pies de Harry Kane, el goleador del Mundial, que remató desde afuera del área con un tiro cruzado que pasó muy cerca del segundo palo del arquero sueco.

Con el paso del tiempo, el juego de Inglaterra se fue imponiendo al de Suecia. El conjunto de Southgate basó su ataque en la banda derecha, en la que el extremo del Manchester City marcó la diferencia.

El equipo británico se hizo fuerte en el Mundial por sus jugadas de pelota parada. Contra los suecos no fallaron. A los 30 minutos, cayó el primer gol tras el primer tiro de esquina del conjunto inglés. Harry Maguire conectó, de manera perfecta, un centro de Ashley Young al medio del área y colocó el balón en la esquina más lejana de Olsen.

A dos minutos del final “Los Tres Leones” pudieron estirar la ventaja después de un fallo defensivo. Sterling quedó mano a mano con el arquero, el cual supo achicar con eficiencia. Finalmente Andreas Granqvist terminó despejando la pelota.

Soccer Football – World Cup – Quarter Final – Sweden vs England – Samara Arena, Samara, Russia – July 7, 2018 England’s Raheem Sterling has a shot at goal as Sweden’s Andreas Granqvist attempts to block REUTERS/Michael Dalder

Soccer Football – World Cup – Quarter Final – Sweden vs England – Samara Arena, Samara, Russia – July 7, 2018 England’s Raheem Sterling has a shot at goal as Sweden’s Andreas Granqvist attempts to block REUTERS/Michael Dalder

Suecia salió al segundo tiempo decidido a empatar. A los dos minutos del inicio, Marcus Berg tuvo la primera clara para su equipo con un cabezazo bien colocado que supo despejar el arquero del Everton.

En su afán por atacar, los dirigidos por Janne Andersson descuidan algunos espacios en el terreno de juego que son aprovechados por su rival para intentar generar peligro y estirar la ventaja.

A los 14 minutos del complemento, los británicos lograron ampliar la diferencia. Delle Ali puso el 2-0 con un nuevo gol de cabeza tras un centro por la derecha. El jugador del Tottenham impactó el balón a centímetros del área chica y dejó sin opciones al arquero sueco.

Los suecos adelantaron las líneas a diez minutos del final e intentan jugar en el campo del rival. Los ingleses, por su parte y con el favorable resultado, se replegaron atrás para proteger su diferencia de gol y sorprender con un contraataque.

Entusiasmados por la juventud y el potencial de su equipo frente a Suecia, uno de los rivales teóricamente más asequibles de los cuartos de final, Inglaterra empieza a soñar con sumar su segundo título mundial, 52 años después. infobae.com

Inglaterra derrota a Suecia y jugará las semifinales

Dos goles de Maguire y Dele Alli clasifican a la selección de Southgate, absolutamente superior durante todo el partido al cuadro nórdico

suecia - inglaterra

Suecia se enfrenta a Inglaterra en los cuartos de final del Mundial de Rusia SERGEI ILNITSKY EFE

Inglaterra disputará las semifinales del Mundial después de derrotar con absoluta comodidad a Suecia (0-2) gracias a los goles de Maguire y Dele Alli. El conjunto que dirige Gareth Southgate se mete 28 años después en unas semifinales, después de lograrlo por última vez en el Mundial de 1990 con Bobby Robson como seleccionador.

El encuentro tuvo un claro dominador desde el comienzo. Inglaterra no solo tuvo más tiempo el balón sino que supo sacar mejor provecho de él. Especialmente a balón parado, donde se ha mostrado como el equipo más demoledor del torneo. A la media hora de partido Maguire envió al fondo de la red un córner lanzado por Trippier y dejó sin respiración a Suecia. A pesar de sus menor capacidad técnica, el conjunto de Janne Andersson logró poner en aprietos en ciertos momentos del partido a Inglaterra, donde destacó especialmente su guardameta Jordan Pickford. El portero del Everton realizó varias intervenciones de mérito para contener la reacción sueca.

En la segunda mitad y de nuevo con un remate de cabeza, esta vez Dele Alli, muy discreto durante todo el encuentro igual que Harry Kane, estableció el 0-2 definitivo en el marcador.

elpais.com