En los últimos meses se había especulado con el lanzamiento de un Pixel Watch este mismo año, pero Google ha terminado con los rumores confirmando que en 2018 no veremos este producto. Los de Mountain View han preferido apostar por el desarrollo del nuevo Wear OS, el cual ya fue protagonista con algunos fabricantes que presentaron sus relojes en la IFA 2018.

La renovación total de Wear OS reavivó los rumores, algunos apostaban a que la presentación del reloj inteligente se daría en el evento de octubre cuando Google presentará la nueva generación de sus terminales, el Pixel 3 y 3 XL. Miles Barr, director de ingeniería de Wear OS, mencionó al portal Tomsguide que el enfoque de la compañía está con los socios que usarán el sistema operativo en sus dispositivos, y de momento no piensan en un reloj que se agregue a la familia Pixel. Barr agregó:

Nuestra línea de teléfonos Google Pixel es la mejor experiencia y el enfoque de Google, imagino que nos enfocaríamos mayormente en Google Assistant para integrar inteligencia artificial y aprendizaje automático en el dispositivo, que es el fuerte de Google.

En este momento, la compañía se encuentra trabajando con los fabricantes, los cuales están apoyando para mejorar Wear OS y sugerir nuevas características. Google también ha puesto de su parte para mejorar los productos presentados, aconsejando la integración de chips NFC y sensores para detectar el ritmo cardiaco, ya que son funciones que los compradores están buscando en este tipo de productos.

Wear OS estará disponible a partir de octubre. Entre sus principales novedades encontramos una mejora significativa en la navegación y su integración total con Google Assistant. El asistente de la compañía mostrará en pantalla información que puede ser relevante para el usuario durante su día, la siguiente semana o el próximo mes. Se usará inteligencia artificial para aprender de nuestras interacciones con el asistente y así poder brindar información más útil.

Otro de los focos de atención será el rendimiento. En la actualidad muchos relojes con Android están teniendo problemas lentitud al momento de acceder a sus diferentes funciones y aplicaciones. Google promete que con Wear OS esos problemas serán parte del pasado.

Si bien en octubre ya podremos encontrar esas características presentes en la versión final, será hasta principios del próximo año cuando se agreguen las mejoras correspondientes a la duración de la batería. Google está aprovechando los mismos métodos implementados en Android (en teléfonos móviles) para alargar la autonomía de los relojes inteligentes.