Antes de unirse a Applehace 20 añosTim Cook era vicepresidente de Compaq Computer Corporation, que en aquel entonces era el mayor vendedor de ordenadores en el mundo. Antes de eso, había estado 12 años en IBM.

Tras rechazar los diversos intentos de los reclutadores de la empresa de Cupertino y en contra de la opinión de muchos, fue una junta con el mismo Steve Jobs lo que lo convenció de tomar el trabajo que lo ha posicionado como una de las personas más poderosas en Silicon Valley.

A principios de 1998, Jobs acababa de haber regresado a Apple después de estar fuera durante poco más de una década. La empresa de Cupertino todavía no había lanzado la icónica iMac ni el iPod y atravesaba uno de sus peores momentos.

La única motivación de Cook para acudir a la histórica reunión era que Jobs había creado la industria a la que pertenecía y, por tanto, quería conocerlo, relató el hoy en día CEO de Apple durante una entrevista con Business Insider, en el 2014.

Bueno, yo solo estaba pensando que iba a conocerlo y de repente él estaba hablando sobre su estrategia y su visión. Siempre pensé que seguir al rebaño no era una cosa buena… Él estaba haciendo algo totalmente diferente.

Una de las cosas sobre las que Jobs le platicó fue de la entonces futura iMac. Según Cook, también influyó en él su forma de hablar y la química de la habitación, de tal modo que solo eran ellos dos. Para ese momento, Cook ya estaba hechizado por Jobs.

“Miré los problemas que Apple tenía, y pensé, sabes, puedo hacer una contribución aquí. Y trabajar con él y esto es un privilegio de toda la vida. Y de pronto pensé, lo voy a hacer. Voy a por ello”, contó Cook sobre el momento en el que tomó una de las decisiones más trascendentales de su carrera.

Por supuesto que recibió muchas opiniones negativas al respecto. Algunas de ellas las compartió durante un discurso de graduación que dio en el 2010 en la Universidad Auburn, su alma mater, un año antes de convertirse en el CEO de Apple. La gente le decía cuestiones meramente racionales sobre los costos y beneficios de quedarse en Compaq. Un CEO al que consultó incluso le dijo que “sería un tonto dejar a Compaq por Apple”, según recoge CNBC.

No obstante, Cook fue firme con su decisión. “…no tenía sentido. Sin embargo, mi instinto me decía: adelante. Y yo escuché a mi instinto”, dijo ante la audiencia de graduados, y añadió:

Hay momentos en todas nuestras vidas en que la confianza en nuestro instinto o intuición parece más apropiada, cuando un curso de acción en particular simplemente se siente bien. Y, curiosamente, descubrí que es al enfrentar las decisiones más importantes de la vida que la intuición parece ser la más indispensable para hacerlo bien.

Así fue como Cook se unió a Apple en marzo de 1998 como vice presidente senior de operaciones a nivel mundial. Posteriormente, fue asignado como jefe de operaciones de la compañía de Cupertino en 2007 y luego dirigió la compañía brevemente en el 2009, cuando Jobs estuvo de baja médica. Finalmente, en el 2011 se convirtió en el CEO tras la muerte de Jobs por cáncer de páncreas.

Hoy en día, Apple se ha coronado como la primera empresa del mundo en alcanzar el billón de dólares de valoración. No obstante, para Tim Cook no es la medida más importante de éxito.