Para muchos, Windows 95 fue el primer sistema operativo con el que tuvieron contacto, y en aquel entonces representó una nueva era en el sector de la computación que no pararía de evolucionar hasta la época actual. Si eres de las personas que le gusta revivir la nostalgia, te tenemos una muy buena noticia respecto al antiguo producto de Microsoft.

Felix Rieseberg, desarrollador que trabaja en Slack, logró traer de regreso el mítico Windows 95 en forma de aplicación descargable para cualquier sistema operativo de la actualidad, todo gracias a Electron. Este último es un framework de desarrollo que funciona gracias al motor V8 de Google Chrome, lo que permite crear aplicaciones web que funcionen de forma nativa en cualquier ordenador.

Técnicamente, sería posible ejecutar esta versión de Windows 95 en el navegador, pero los costos de mantenerlo serían muy altos y dependería de una conexión a internet para poder utilizarlo. La aplicación pesa entre 105 y 129 MB (dependiendo el SO) e incluye herramientas como MS Paint o WordPad, y claro, el popular Buscaminas. Aunque Internet Explorer está disponible, los usuarios que han descargado la aplicación están teniendo dificultades para hacerlo funcionar correctamente.

Puedes descargarlo desde GitHub en el siguiente enlace y elegir la versión para tu sistema operativo. Rieseberg también ha liberado el código fuente de la aplicación para que los más curiosos experimenten con él. No es la primera vez que Windows 95 aterriza en dispositivos modernos. Hace tiempo fue posible ejecutarlo en relojes inteligentes como el Apple Watch o los que usan Android Wear. También es posible probar versiones antiguas de macOS en el navegador.

Windows 95 llegó al mercado el 24 de agosto de 1995. Fue el sustituto directo de MS-DOS y por primera vez incluyó el sistema de archivos FAT32. Años después, en 2001, fue sustituido por el mítico Windows XP, uno de los sistemas operativos más populares de la historia. ¿Será que en años posteriores podremos ver este último como aplicación web? El tiempo lo dirá.

Fuente: https://hipertextual.com