Candidato Alternativo o la Transferencia del Voto

Mauricio Aira

La propuesta original “candidato alternativo” que Iturre del MAS, le llama “la transferencia del voto”, una forma elegante, austera y valiente de reencauzar la democracia en Bolivia, presidida por Carlos Mesa que sacrificaría su aspiración presidencial, al ordenamiento del sistema electoral. les pido pronunciarse. Mauricio Aira

En este momento ante las llamadas “primarias” Bolivia necesita un candidato alternativo.
Sin esta figura, que se utilizaría por vez primera en nuestra Patria, no se podrá avanzar en democracia.
La idea fue lanzada hace varios meses, más tarde algún columnista del oficialismo la mencionó como “la transferencia del voto” y qué casualidad acudió a la misma circunstancia histórica, a los mismos personajes que el autor de esta crónica había mencionado en este blog hace ya casi un año.

Para refrescar la memoria vamos a repetir la circunstancia de Argentina Cuando Perón había sido vetado por dos frentes. La Iglesia que excomulgó a Perón por los incendios de 1956 en Buenos Aires por grupos peronistas aleccionados en contra de la Religión. el otro frente era el militar que había decidido no permitir el regreso de Perón a la Argentina tomando en cuenta su exilio en Madrid desde el suceso que motivó su huída hacia Europa.

Argentina estaba en una encrucijada, la clase política se enfrentó a las dos fuerzas más decisivas al mismo tiempo la Iglesia Católica y las Fuerzas Armadas. qué hacer? cómo salir del embrollo. El genio del general Perón resolvió ambos escollos. convenció a la clase política de acudir a las elecciones presidenciales que serían convocadas, citando a Héctor Cámpora a España donde se planificó esto de “la transferencia del voto” o como designamos nosotros “el candidato alternativo”.

A la cabeza de los peronistas aunque con un nombre diferente, se colocó a Cámpora, aplomado, leal a Perón, digno de la confianza de todos. Cámpora fue el candidato y convertido en Jefe del Estado, se tomó algunos meses para lanzar una nueva convocatoria a elecciones generales, corregidos los fallos de la anterior elección. Perón pidió perdón a la Iglesia y explicó los desatinos del 56, que convencieron al Nuncio en Madrid, quién se tomó la tarea de tramitar se levantase el mandato de “la excomunión”. Logrado lo primero, Altos jefes militares fueron sucesivamente citados a sendas conferencias con el militar exiliado al punto que convinieron en aceptar la postulación presidencial del mismísimo Perón en los términos que Cámpora había pactado.

Libre de “sus vetos” Perón regresó, fue candidato y Presidente hasta el fin de sus dias, sucedido por Isabel Perón arropada por el “justicialismo” en medio de incidentes que corresponden a otro relato.
El episodio, la transferencia del voto, o el candidato alternativo había logrado plenamente su objetivo y Argentina se reencausó por la senda de la Democracia en armonía con todas las Corrientes.

Proponemos un candidato alternativo con la misión de organizar todo el proceso, con el sacrificio de su propia ambición presidencial. que goze de la total confianza de los Partidos y plataformas, capaz de pactar con las organizaciones una pausa social, hasta tanto Bolivia se pueda reponer de los estragos del masismo, capaz de aglutinar a todas las fuerzas vivas que se convertirán en protegonistas de la nueva era, que en Paz y armonía presida la celebración del Segundo Centenario de la Fundación de Bolivia, en medio de un consenso de dignidad y respeto que incluya a la Sociedad chilena. Ese candidato no es otro que Carlos Mesa, que tiene la talla para cumplir a cabalidad esta altísima misión de Estado por la armonía y el interés absoluto de nuestra nacionalidad.

Categorías Opinión