“(Hemos venido) a conocer sus testimonios los días previos al 24 de agosto, un mes antes hubo una vigilia, en ese día se vio la presencia de armas, personas con armas, se exigió el aporte de dinero para la compra de dinamita, hay presiones a determinados comunarios, de que si no aportan, de que si no se unen en esta forma de resistencia se les quitarías sus catos de producción”, declaró a los medios estatales.

Tezanos Pinto también anunció que hasta fin de septiembre se presentará un informe de la inspección realizada a La Asunta.

En sus primeras declaraciones el Defensor del Pueblo afirmó que los cocaleros estaban armados, en acuerdo con la versión de los funcionarios del Ministerio de Gobierno y la Policía sobre la presencia de un grupo armado en la zona de La Asunta.

Fuente: http://radiofides.com