Los médicos desvelan las recuperaciones más milagrosas de sus pacientes

Foto: Leonor Watling en 'Hable con ella'. Leonor Watling en ‘Hable con ella’.

Los resultados muestran que la medicina moderna combinada con el poder de la determinación humana, puede superar circunstancias increíbles. Si te dedicas al mundo saniario seguro que te has encontrado casos que pueden sorprender, pero ahora un hilo de Reddit recoge algunas de las historias ocurridas en diferentes partes del mundo donde la realidad ha superado a la ficción y la recuperación de los pacientes ha sido un milagro.

Cánceres imposibles, enfermedades raras incurables, paradas cardíacas interminables, trastornos que jamás pensaron que desaparecerían… un montón de casos que médicos y enfermeras explican y que parecen sacados de cualquier película de Nolan.

“La peor resonancia nunca vista”

“Estaba en el equipo de urgencias. Trajeron a un señor desde la prisión local. Había tomado drogas intravenosas y tenía bacterias en la sangre, en las válvulas de su corazón y se expandían en múltiples puntos de su cerebro. Jamás había visto una resonancia magnética tan clara, el hombre iba a morir. Estaba completamente comatoso y con soporte vital. Todos sabíamos que probablemente no duraría mucho… y se decidió ‘desenchufarle”, asegura uno de los usuarios.

“Unos meses más tarde, uno de mis amigos se encontró con el hombre y su familia en el ascensor del hospital. Iba en silla de ruedas y hablando tan normal. Mi compañero no tenía idea de cómo reaccionar y realmente comenzó a llorar y disculparse por decirle a los acompañantes que no tenía ninguna posibilidad. Todavía tengo problemas para comprender cómo sucedió aquello”, explica.

“Superbebé”

“Me hice cargo de un recién nacido prematuro de 23 semanas. Pesaba solo 600 gramos. Su probabilidad de supervivencia era un poco menos del 50%… Los problemas a largo plazo son casi una garantía si sobreviven. Estaba en un oscilador con antibióticos cuando sufrió una hemorragia en el cerebro. Lo cuidé durante tres semanas, pero tuve que hacer mi rotación. Regresé a las 36 y estaba increíble“, comenta otro en Reddit.

Su corazón estuvo parado durante una hora y a los tres días ya estaba en casa. Asombroso

“Por el tratamiento de su enfermedad retinal, necesitará gafas, pero nuestro oftalmólogo cree que tendrá buena visión. Sus pulmones tendrían todas las papeletas para estar destrozados y parecer horribles, pero simplemente están bien. Su resonancia magnética cerebral se ve maravillosa y está actuando como un bebé normal a su edad. Necesitará que lo vigilen de cerca, pero es asombroso, todo un superbebé”, termina.

Al rescate

“Tuvimos un paciente con obesidad mórbida que sufrió un infarto en el trabajo. Tuvo mucha suerte porque sus compañeros tenían entrenamiento en RCP (pagado por su compañía) y sabían cómo usar el desfibrilador. Estuvo en parada cardiorrespiratoria durante casi quince minutos antes de que la trajéramos al laboratorio de cateterismo. Nadie pensó que lo pudiera lograr. Estuvo fuera del hospital en una semana y nos envió a todo el equipo de servicios médicos de emergencia una cesta de fruta de agradecimiento. Realmente espero que haya hablado con sus compañeros de trabajo, porque sin su acción inmediata, no habría nada que hubiéramos podido hacer ninguno de nosotros”.

Eterna juventud

Parece que los años son solo un número sin importancia: “Atendimos a un anciano con un accidente cerebrovascular. Tenía todo el lado izquierdo de su cuerpo paralizado. En menos de un mes se fue por su propio pie, sin terapia física ni rehabilitación. Sin daños permanentes. Guy, que así se llamaba, tiene más de 80 años. No teníamos palabras para describir lo que sucedió y lo rápido que se recuperó”, asegura esta médico.

Un largo camino

“Soy pediatra. El mismo día del parto tuve que atender a un bebé que nació con leucemia. Parecía no tener posibilidades de vivir porque sufría ascitis, hidrocefalia, leucocitosis fuera de los gráficos comunes. Fue transferida a una clínica universitaria y comenzó la quimioterapia cuando solo tenía un día de vida. Volví a verlo a las seis semanas, y estaba completamente curada y con una apariencia normal. Me alegré muchísmo, no podía creerlo”.

Corazón de hierro

“Tuvimos un hombre que sufrió un paro cardíaco y acabó en una fibrilación ventricular refractaria. Significa que su corazón no bombeaba y temblaba como una gran bola de gelatina. Normalmente esto se soluciona con una descarga eléctrica y, por lo general, se ‘recupera’ después de uno de los dos choques. Este tío pasó 45 minutos recibiendo RCP y conmocionó 15 veces en el camino al hospital”, explica.

Se decidió quitar la asistencia vital artificial porque no había nada que hacer. Al mes andaba por su propio pie

“Su corazón estuvo básicamente detenido durante una hora. Lo llevaron al laboratorio de cateterismo, le pusieron ECMO (es una técnica extracorpórea para proporcionar soporte cardíaco) y se colocaron 2 tubos. Se fue a casa 3 días después y hasta ahora es uno de los casos más largos de alguien que está en fibrilación ventricular y sobrevive”, afirma.

Qué importante es dormir

“Teníamos a un paciente con depresión crónica con ideas suicidas, sin tratamiento determinado porque lo probó todo durante más de una década. Lo envié para un estudio del sueño y le diagnosticaron apnea obstructiva del sueño. ‘Póngalo en una CPAP’ (máquina de presión de vía aérea positiva continua), me dijo el especialista. Toda su vida cambió. Estaba realmente agradecido de sentirse bien de nuevo. En cuanto se recuperó dejó de venir a mi consulta. Jamás lo hubiera imaginado”.

Supergemelos

“Solía ​​trabajar en cuidados intensivos. Recibimos una llamada de la unidad de partos, hay un código crítico, prolapso del cordón umbilical (cuando sale de la madre para que el bebé no reciba oxígeno). Estábamos en shock: primero entró uno y luego el otro. Nadie nos dijo que eran gemelos“, comenta.

El primer gemelo está bien. Salió poco después, por lo que no sufrió demasiada falta de oxígeno. El segundo gemelo no responde. Tuvimos médicos y enfermeras de todas las salas de salud realizando la reanimación durante casi 5 horas. El médico a cargo casi lo dio por muerto porque simplemente no recibieron una respuesta del niño. Finalmente lo recuperamos, fue transferido a la UCI de otro hospital. Su padre vino al día siguiente para recoger al primero y nos dijo que la madre y el segundo también estaban bien “.

Fuente: elconfidencial.com

Categorías Vida