Tinder se ha convertido en algo más que una red social para mejorar la relación entre personas, ya sea en modo amistad o para relaciones de cualquier tipo. Es, a grandes rasgos, una suerte de estudio sociológico continuo que estudia los patrones de los usuarios de cualquier parte del mundo. Si hace unos meses, con motivo del mundial de fútbol de Rusia, se confirmaba que eventos de ese calibre tenían la capacidad para congregar a miles de usuarios dentro de las redes de Tinder.

Ahora, la app de citas más popular ha elaborado un ranking que pone sobre la mesa qué profesiones son las más valoradas por los usuarios. Entre sus resultados, algunas sorpresas. Una profesión ha perdido el interés para ambos sexos. Si en 2017, los abogados hacían las delicias de ambas partes, este año han pasado a un segundo plano y se han caído de la lista tanto para los hombres, como para las mujeres. En su lugar, se ha dado paso a otro tipo de carreras en las que la creatividad es el punto fuerte. Sin precedente alguno, los diseñadores gráficos forman parte de los primeros puestos an ambas listas; muchos de ellos relacionados con el universo de los emprendedores, según los encuestados. Lo cual contrasta con la ausencia total de profesiones vinculadas a las nuevas necesidades del mercado; el Big Data o programadores no gustan en el mundo Tinder.

La realidad es esta. Después de las artes gráficas, el sector de la salud en su amplio espectro cuenta con buenas valoraciones para ambos lados. Especialmente para los hombres, donde incluso la veterinaria se considera positiva. Por el lado de las mujeres, el marketing y la ingeniería se cuelan como las opciones más viables.

Para no salir de la norma, las azafatas de vuelo están entre el sector femenino. Lo que llama la atención es la inclusión de los azafatos como las profesiones más buscadas en Tinder.

Fuente: https://hipertextual.com