Pacientes del Hospital Presidente German Busch de Trinidad se declararon en estado de emergencia, debido a que cuatro de nueve máquinas dispuestas para realizar el tratamiento de hemodiálisis dejaron de funcionar, actualmente 56 personas no pueden cumplir con sus sesiones de manera regular.

 

Ingrid Aguirre, paciente, denuncia que no están recibiendo el tratamiento o sus citas son reprogramadas, tomaron la decisión de bajar las horas de atención, enviaron varias notas al Servicio Departamental de Salud (Sedes) pidiendo ayuda pero no recibieron respuesta.

“Las máquinas ya no dan, es nuestra preocupación hacemos un llamado al Sedes para que nos ayude, enviamos dos cartas hasta ahora nada, pedidnos nuevas máquinas”, declaró Aguirre a Radio Fides.

Según los médicos en tres meses llegaran repuestos de Alemania para recuperar las máquinas que dejaron de funcionar hace varios días, según la paciente esta es una muestra más del abandono que sufren los enfermos del país por parte del Gobierno.

Siga las noticias de eju.tv por Telegram y/o Facebook

Fuente: https://www.radiofides.com