El caso Susan Boyle, bajo sospecha

Resulta que no todo está perdido. El público inglés, a pesar de dar la espalda a Susan Boyle en la final del concurso, se preocupa por cómo se trató a la escocesa. Existe la sospecha de que concursó con el estado de ánimo un tanto alterado (incluso llegó a tener un enfrentamiento con un policía) y la organización no hizo nada al respecto.

image

Ofcom -el organismo regulador de la televisión en el Reino Unido- está investigando a la productora de Got Talent para ver si Boyle estaba alterada o con un estado grave de angustia o ansiedad antes de actuar en la final del pasado sábado. Eso podría poner en problemas al programa, ya que hay leyes muy estrictas sobre el estado en el que deben estar todos los participantes en los concursos ingleses.

La productora se ampara en que no es que se trate de un Gran Hermano, donde se sufre un aislamiento que choca frontalmente con la permanencia en el concurso, sino que se trata de un formato en el que los concursantes están en sus casas entre programa y programa.

Pero ¿no es eso precisamente lo que ha hecho que Boyle entre en la espiral depresiva en la que se supone que está? La han fotografiado varias veces saliendo de su casa, le asaltaban los paparazzi, ha generado opinión en constante en los medios y no ha estado aislada de ellos. ¿Crees que se le puede reprochar algo a la organización del programa?

Las últimas noticias que llegan desde Londres dicen que Susan se perderá la gira de Britain’s Got Talent que ha previsto la organización para los mejores concursantes. Esto no haría sino confirmar el delicado estado en el que se encuentra la escocesa.

Siga las noticias de eju.tv por //t.me/ejutv - Telegram

mié jun 03 12:02 por Blogger de Yahoo! TV