Ana Paula Ibáñez, diez días de playa y anécdotas

La modelo y actriz de Chaplin está de viaje en Miami junto con su madre, con su tía y su media naranja disfrutando del mar. Cuenta sus experiencias más divertidas

Ana Paula Ibáñez

Ana Paula acompañada de su cortejo Joaquín Aspiazu y de su mamá Maely Justiniano

Ana Paula Ibáñez, la rubia que arranca suspiros y carcajadas a más de uno desde el escenario de Chaplin, dejó por unos días sus obligaciones y decidió irse de vacaciones a Miami junto con junto con su madre, Maely Justiniano, con su tía Lorena Bowles y con su gran amor Joaquín Aspiazu. 

Según cuenta la modelo, estará diez días antes de retornar a Bolivia y aunque apenas está dos, no ha dejado de tener divertidas anécdotas. “Mi mamá no sabe muy bien el inglés, o sea que es la típica latina intentando comunicarse con señas y lo más gracioso es que aquí la mayoría habla español. Ella no se da cuenta y me dice háblale vos y por supuesto yo me comunico en español, es muy gracioso”, dice Ana Paula.

Además que ya se perdió en una de esas grandes tiendas que están visitando, sin dinero y sin teléfono así que tuvo que pedir a los de seguridad que ubiquen a sus familiares por micrófono. La última anécdota surgió cuando su cortejo subió una foto de ambos a sus redes sociales y sus contactos empezaron a comentar que deberían casarse.

“Mi padre mira mi cuenta de Facebook diariamente y leyó todos estos comentarios y se asustó pensando que ya me había comprometido, al igual que muchos familiares y amigos que me escribieron reclamándome que no les había contado de mi supuesto compromiso. ¡Todo es una broma de mis amigos!”, expresó entre risas la modelo.

Fuente: sociales.com.bo

Categorías Sociales