Rentabilidad cae de 17% a menos del 5% en fondos de pensiones de Bolivia

En 2014 se registró el menor rendimiento, que fue de 2,82%.

La cartera de inversiones hasta 2014 llegó a $us 10.515 millones y, según expertos, no hay una adecuada diversificación. El bajo rendimiento afecta la jubilación.

Rentabilidad cae de 17% a menos del 5% en fondos de pensiones

Página Siete / La Paz

La inversión de los aportes de los trabajadores para su jubilación registró en 2014  la menor rentabilidad  (2,82%) desde la vigencia de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) en 1997.

Por las  inversiones ejecutadas por las AFP en   2002 el rendimiento   alcanzó a 15,7% y  en 2008 se alcanzó la mejor tasa  (17%), según el boletín económico  Sistema Integral de Pensiones, del Ministerio de Economía.

Datos de la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros (APS) revelan que la rentabilidad nominal diaria al 11 de octubre de este año en la AFP Previsión fue de 4,47% y en la AFP Futuro 4,45%.

Al 31 de diciembre de 2014 la cartera de inversiones de los fondos del Sistema Integral de Pensiones (SIP)  alcanzó a 10.515 millones de dólares, un 15% más que en 2013, señala el boletín del Ministerio de Economía.

Los sectores en los se colocan los mayores recursos son el  financiero bancario (46%), estatal (36%), sector financiero no bancario (6%) e industrial (4%).

Las AFP colocan los aportes para la jubilación recaudados principalmente en bonos a largo plazo de empresas, bonos del Tesoro General de la Nación (TGN), bonos del Banco Central de Bolivia, bonos municipales y cuotas de fondos cerrados.

Además de cupones del TGN, depósitos a plazo fijo (DPF), Letras del Tesoro, pagarés bursátiles, valores de titularización, Certificados de Depósito del BCB y bonos de deuda soberana emitidos en el extranjero.

El SIP incluye el Fondo de Ahorro Previsional, Colectivo de Riesgos, de Vejez y Solidario.

Causas

El exgerente de la Bolsa Boliviana de Valores (BBV)  Armando Álvarez  explicó que la rentabilidad cae   en primer lugar porque  los valores en los que se invirtió al inicio del sistema de capitalización individual fueron emitidos a tasas de interés mayores de las que se observa en los últimos años,  han vencido y esos recursos se han reinvertido en nuevos valores que han sido emitidos a menores tasas.

Segundo,  los aportes que mensualmente hacen los trabajadores también han sido invertidos en valores, cuyas tasas han venido cayendo. “Consiguientemente, un portafolio creciente que se invierte continuamente a menores tasas lleva a un menor rendimiento del mismo”, precisó.

En la actualidad, alrededor del 75% de la cartera de los fondos de pensiones se encuentra invertido en DPF emitidos por las instituciones financieras (40%) y en valores emitidos por el Estado (35%) y el saldo en valores emitidos por el sector privado no financiero, por lo que no existe una adecuada diversificación.

Pero esto es así porque el sector privado no recurre masivamente a financiarse a través del mercado de valores y porque existen limitaciones para invertir los recursos en valores u otras alternativas de inversión ofrecidas en el extranjero.

Según Álvarez, esta situación no va a cambiar porque la Gestora se haga cargo de los fondos de pensiones, porque no es un problema de administración de los recursos, sino de falta de alternativas de inversión.

El secretario de finanzas de la COB señaló que está pendiente de aprobación el reglamento de inversiones de la Gestora Pública de Seguridad Social a Largo Plazo, que ofrece  nuevas alternativas de inversión.

Por ejemplo, ya había consenso para que se pueda invertir el 50% de los recursos en valores en el exterior con elevada calificación de riesgo y bajo el paraguas del Banco Central de Bolivia.

Tapia explicó que, sin embargo, el proyecto de reglamento tiene una demora de dos años porque sigue bajo análisis de Udape.

El experto en pensiones, Alberto Bonadona, dijo que si los  rendimientos disminuyen, la renta a la que aspiren los trabajadores en el futuro se reducirá.

Se sugiere invertir en el exterior

El analista Armando Álvarez opinó que la rentabilidad de los aportes de   vejez puede mejorar   si se pudiera invertir un mayor porcentaje de la cartera en valores u otras alternativas de inversión  en el exterior.

Si bien en los pasados años las tasas de interés en los mercados internacionales han estado bastante bajas,  existe expectativa de que en los próximos años subirán paulatinamente en algunos mercados. Es el caso  de los bonos soberanos de Estados Unidos. También hay la posibilidad de invertir en fondos de inversión del extranjero diversificados y bajo riesgo.

El experto Alberto Bonadona explicó que si un  trabajador con 7.500 bolivianos de salario  aporta el 10% durante 360 meses, recibirá una pensión de 4.170 bolivianos si su rentabilidad es 8%.  Pero con una tasa de 5% la pensión cae a 2.315.

Si el sueldo es 15.000, ante un rendimiento del 8%, la renta será es de 8.341 bolivianos; y con una tasa de 5%  sólo  4.630 bolivianos.

Un experto observa diferencia de los datos

El experto en pensiones Alberto Bonadona observó las diferencias que existen sobre la rentabilidad de las inversiones de los fondos de pensiones que reporta el Viceministerio de Pensiones y los datos que difunden las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP).

Por ejemplo en  2014, según datos incluidos en el boletín económico del Ministerio de Economía y Viceministerio de Pensiones “Sistema Integral de Pensiones” se publica una rentabilidad del Sistema Integral de Pensiones (SIP) de 2,82% para 2014.

Mientras que las AFP presentan una rentabilidad de 3,71% anual. “Para este año la rentabilidad hasta el 15 de septiembre fue de 4,22% que refleja una considerable mejora en el retorno a las inversiones que realizan las AFP con las cotizaciones de los afiliados”, precisó Bonadona.

Añadió que el dato que más sorprende por la disparidad entre ambas publicaciones es la correspondiente a la tasa promedio de rendimiento de las inversiones  en 2010. El documento del Ministerio de Economía  apunta 3,28% mientras las AFP colocan el mismo indicador en 8,7%.

“Se debe tener presente que este dato es de vital importancia en la acumulación del fondo individual con el que se acumula un capital que financia las pensiones de todo aquel que contribuye a las AFP. Semejantes disparidades son intolerables en su registro y habla muy mal de la labor que debe llevar la Autoridad de Pensiones (APS)”, sostuvo Bonadona.

Los datos del boletín económico del Ministerio de Economía están contabilizados a precios de mercado.

El SIP incluye el Fondo de Ahorro Previsional, Fondo Colectivo de Riesgos, Fondo de Vejez y el Fondo Solidario.