Chris Brown: “Pensé en suicidarme”

El rapero da un adelanto de ‘Welcome to my life’, un documental sobre su vida y en el que habla por primera vez de la agresión a su entonces novia Rihanna


Una silla en medio de una habitación vacía. Chris Brown camina hacia ella con paso lento como quien se dispone a oír una sentencia. Así comienza el adelanto del documental que narra el éxito, los fracasos y la polémica que envuelve la carrera del músico estadounidense. El intérprete de éxitos como Don’t Judge Me presenta Welcome to my life, un filme en el que además de contar con la participación de grandes estrellas como Usher, Jennifer Lopez, Mike Tyson y Rita Ora, Brown habla por primera vez del que quizá sea el peor escándalo al que se ha tenido que enfrentar. Ocurrió en 2009: fue declarado culpable de maltrato tras propiciarle una paliza y dejar casi irreconocible a su novia del momento, Rihanna.




Rihanna y Chris Brown en el Staple Center de Los Ángeles, el 25 de diciembre de 2012.

Aunque por el momento solo está publicado el tráiler y aún no se ha confirmado la fecha de estreno, el documental ya está dando que hablar. En los 2 minutos 45 segundos que dura el vídeo, el músico, de 26 años, se atreve a confesar lo que ocurrió aquella noche de 2009, cuando agredió brutalmente a la cantante de Barbados. Aquel desafortunado momento le costó convertirse en el “enemigo público número uno de Estados Unidos”, dice. La situación que él describe como el momento más duro de su vida le llevó incluso a pensar que lo mejor sería quitarse la vida. “Pensé en suicidarme y todo eso. No comía, no dormía. Me drogaba todo el tiempo”, revela. Sus actos le pasaron factura y tras la denuncia de Rihanna el rapero fue condenado a prisión tras ser encontrado culpable de violencia doméstica y sentenciado a 5 años de libertad condicional, trabajo comunitario y terapia psicológica. “Fue el peor momento de mi vida y probablemente de la suya también. Sentí que iba a perder a mi niño”, dice la madre del cantante.




Imagen de Rihanna tras la golpiza que le propició Chris Brown.

La grabación no solo abarca ese oscuro capítulo de su vida. También rememora su meteórico ascenso en la industria musical y cómo su deseo de fama y gloria sumado a su talento lo llegó a convertir en la gran estrella musical que hoy merece aplausos de grandes de la industria musical como Usher. Brown recuerda que el comienzo de su carrera fue uno de los mejores momentos de su vida. El joven que salió de un barrio de Virginia tuvo “una infancia y adolescencia difícil”, pero que un golpe de suerte llevó a cambiar radicalmente su destino en cuestión de dos años.

El documental es una pieza que no solo se intenta lavar la imagen del artista reivindicando que es mucho más que aquel joven que tenía problemas con las drogas que maltrató a su novia. También intenta afianzar la idea de que su prometedora carrera podrá terminar de superar del todo ese bache en su vida. “Si tenéis alguna duda de si Chris Brown estaba acabado, os las pienso despejar todas”, termina diciendo.

Fuente: elpais.com

Categorías Sociales