‘Impeachment’ de Dilma Rousseff, los pasos pendientes

El juicio político a la presidenta de Brasil aún tiene que pasar por al menos dos votaciones

Miembros de la comisión especial votan en Brasil. EVARISTO SA (AFP) / EFE

Una comisión parlamentaria especial del Congreso de Brasil aprobó anoche en una sesión bronca iniciar el proceso de destitución parlamentaria (impeachment) de Dilma Rousseff por 38 votos a favor y 27 en contra. Se la acusa de haber maquillado las cuentas para encubrir el déficit público (pedaladas fiscales, lo llaman en Brasil). Es el inicio de un proceso que todavía tiene mucho camino por andar. Estos son los siguientes pasos.

1. El Congreso debe dar el visto bueno. El pleno del Congreso debe ahora votar, a partir del viernes, las recomendaciones aprobadas anoche por la comisión. Los oponentes de Rousseff necesitan el voto de dos tercios de los 513 diputados (342) para que el proceso siga adelante. Si un tercio (171) o más vota en contra del impeachment o se abstiene, el proceso se detiene en el Congreso. El presidente de la Cámara, Eduardo Cunha, un feroz crítico de Rousseff, no podrá votar.

2. El juicio del Senado. Si la presidenta perdiese la votación en la Cámara baja, el Senado deberá votar entonces si impulsa someter a Rousseff a juicio político. Pero entonces es necesario que el Tribunal Supremo dé un calendario para saber cómo debe procederse y los tiempos para ello. Los cálculos apuntan a que este paso podría estar cumplimentado a principios de mayo.

3. La posible suspensión provisional. En el caso de que el Senado votase por mayoría simple aceptar el caso, Rousseff sería inmediatamente suspendida al comienzo del juicio, y el vicepresidente Michel Tener se convertiría en presidente en funciones. El senado tiene 180 días para llevar a cabo el juicio, que sería presidido por el presidente del Tribunal Supremo, Ricardo Lewandowski. Los analistas consideran que sería un proceso rápido, dada la crisis política que vive Brasil, y que a finales de mayo podría estar concluido.

4. El fin del impeachment. Así, si dos tercios de los 81 senadores (54) votan a favor del impeachment, Rousseff será despojada de sus derechos políticos y no podrá presentarse a la reelección durante ocho años. Michael Temer deberá ser confirmado como presidente para el mandato pendiente de Rousseff, que concluye el 31 de diciembre de 2018.

Fuente: elpais.com

Categorías Política