Oficialismo sostiene que no hubo razones para censurarlos

El presidente del Senado y el vicepresidente de Diputados explican actuaciones.

Oficialismo sostiene que no hubo razones para censurarlos

Archivo. Quintana en 2013 habla sobre el programa “Evo Cumple”.

Página Siete / Gabriel Díez Lacunza  / La Paz

Sobre los casos de interpelaciones a ministros  de Estado  que terminaron en  votos de confianza por miembros de la Asamblea Legislativa  -con mayoría oficialista- el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, explica que en cada momento  los diputados masistas  consideraron satisfactorios los informes presentados por las autoridades.

“Cuando Marianela Paco y Nemesia Achacollo, cuando han venido a dar sus explicaciones, el pleno, la fuerza de mayoría ha considerado que el informe era satisfactorio, (que) no había ningún elemento”, afirma Gonzales.

Coincide con esta postura  el vicepresidente de Diputados, Víctor Borda, quien asegura que la oposición no mostró en ninguno de los casos elementos suficientes como para censurar a una o más autoridades.

“Pero las interpelaciones propuestas por la derecha han sido con argumentos totalmente deleznables e irracionales desde todo punto de vista”, agrega Borda.

Entretanto, diputados opositores califican  de vergonzosas las actuaciones de los parlamentarios del oficialismo. Afirman que la Asamblea Legislativa  pasó  de un mecanismo de fiscaliazación a ser un mecanismo de validación de los errores de las autoridades gubernamentales.

“Esto es parte de cuán tétrica se ha transformado la función legislativa en los últimos años en nuestro país donde los 2/3 del MAS han roto un principio de independencia, de unidad, de autonomía y sobre todo de capacidad legislativa al someterse directamente al poder político”, comenta el diputado de Unidad Demócrata Tomás Monasterio.

Gonzales cree que las ovaciones y aplausos   que se registraron en sesiones de interpelación como las de Nemesia Achacollo o Marianela Paco- surgen en el momento.

En cambio, para el diputado opositor Bernard Gutiérrez, cada vez que un ministro  incurre en un error “gravísimo y le genera un dolor de cabeza al Presidente” sale de las interpelaciones aplaudido y  con el error disculpado.

Categorías Política