5 peligros de tener sexo en la ducha

showersex

Puede no parecerlo, pero si eres fan del ‘shower sex’ debes de leer esta nota. Mejor prevenir que lamentar…

Todos sabemos que tener sexo en la regadera es nada fácil. Mientras existe gran posibilidad de resbalarse o caerse, es súper difícil encontrar una posición en donde ambos se sientan cómodos y no se ahoguen o se congelen.

Sin embargo, aparte de la dificultad, existe cierto peligro al momento de la practica, por lo que si eres de las valientes que ama tener sexo en la regadera, esta nota podría tu salvación.

1. Sí, si puedes quedar embarazada.

¿Cómo por qué no podrías? Mucha gente tiene la falsa creencia que el agua elimina cualquier residuo. Sin embargo, tener sexo en la regadera no es para nada una garantía de sexo seguro.

Así es que no te confíes y pienses que el jabón mágicamente eliminará cualquier posibilidad de embarazo, ya que los espermas son súper resistentes y pueden sobrevivir y nadas por días dentro de tu sistema reproductivo.

2. El agua no funciona como lubricante.

El agua no hace daño durante el sexo, pero tampoco puede ser utilizado como lubricante, ya que lavará todo signo de lubricación natural. Como resultado, mucha gente se puede ver tentada a usar cualquier cosa a la mano que pudiera reemplazar el lubricante, como jabón o shampoo. Este es uno de los peores errores, ya que causará irritación y secará la piel.

3. Caerse no es la única manera en la que podrías lastimarte.

Entre las posiciones extrañas que tienes que hacer, y la posibilidad de resbalarte, la probabilidad de que el pene de tu galán se doble en un ángulo extraño sube mucho más que en cualquier otro lugar.

Los hombres corren el riesgo de fracturarse el pene si es que éste se dobla en una posición extraña durante el sexo.

4. Sí, pues contraer enfermedades sexuales.

La absurda idea de que el agua es mágica y limpia todo, es la culpable. Tener sexo en la regadera no te protegerá de contraer gonorrea, clamidia, herpes, condiloma y muchas enfermedades más.

5. Los condones son menos efectivos en el agua.

Obviamente usar uno es mil veces mejor que no protegerte. Es seguro usar condón debajo del agua, siempre y cuando éste permanezca en el pene.

FUENTE: COSMOPOLITAN

Categorías VidaEtiquetas