Central Obrera Boliviana apoya el “proceso” pero toma distancia de la oficialista Conalcam

Los interculturales acusan a dirigentes sindicales de desviar a la organización obrera y de responder a “intereses personales”.

COB apoya el “proceso” pero toma distancia de la Conalcam

COB apoya el “proceso” pero toma distancia de la Conalcam

 El dirigente Mitma dijo que la COB está en emergencia. Álvaro Valero / Página Siete.

La Central Obrera Boliviana (COB) ratificó el mes pasado el desconocimiento de la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam), el núcleo de sectores sociales del MAS.

“Hemos ratificado el desconocimiento, es así, de verdad;  es que nosotros estamos un poco alejados, (pero) no en contra de este ‘proceso de cambio’. Hay ministros que nos han creado conflictos , por el tema de que tenemos un alejamiento”, declaró el dirigente Nicanor Baltazar.

Esta semana la Central Obrera, dirigida por Guido Mitma,  se declaró en “estado de emergencia”, porque el Gobierno  improvisa la implementación de la Autoridad de Fiscalización y Control del Sistema Nacional de Salud, según un manifiesto público.

Pero ya antes, en febrero, la organización se pronunció en contra de algunas políticas del actual Gobierno. Entonces también se declaró en estado de emergencia, tras la crisis  en la Caja Nacional de Salud (CNS) y  por el crédito para el agro con fondos de pensiones que decidió el Ejecutivo se adopte.

Los representantes de la COB solicitaron una audiencia con el presidente Evo Morales para tratar estos asuntos, pero no se concretó todavía.

La COB que era la cabeza de la Conalcam no participó en  las movilizaciones en el “Día de la Mentira”, el 21 de febrero, cuando los aliados del MAS protagonizaron actos para “repudiar”, lo que consideran el “engaño al pueblo” en el referendo del 21 de febrero de 2016, cuando perdió el Sí a otra reelección del presidente Evo Morales.

Antes Mitma dijo que la COB no podía pensar en apoyar otra reelección del Jefe de Estado, mientras el país continúe dividido. Dijo que la Conalcam “usó” a   anteriores representantes de esa organización sólo para trabajar en la reelección de Morales y se olvidó de las reivindicaciones del sector como el alza salarial.

“Evidentemente la Central Obrera Boliviana está en una situación que todavía después seguramente se va a evaluar, depende de la atención que tengamos del Gobierno por conflictos que todavía no se han solucionado”, añadió Baltazar.

El principal representante de los interculturales (colonizadores) del país, Víctor Cabezas, dijo que la COB sigue siendo parte de la Conalcam.

El dirigente criticó que algunas personas tengan “intereses personales” y no velen por el denominado “proceso de cambio”. “Entran personas (a la COB) de quienes no conocemos su criterio ideológico y eso hace que se puedan dar opiniones diferentes. Entonces como Conalcam vamos a continuar para que sigamos en el poder”, manifestó.

Página Siete / La Paz