Denuncian que el régimen de Nicolás Maduro dolarizó el precio de los medicamentos: “Son inaccesibles”

La Federación Farmacéutica Venezolana informó que un remedio para controlar la hipertensión puede llegar a costar más de 30.000 bolívares en un país en el que el sueldo mínimo es de 40.600 bolívares

La Fefarven indicó que los medicamentos son costosos en Venezuela (AFP)

La Fefarven indicó que los medicamentos son costosos en Venezuela (AFP)

El presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Fefarven), Freddy Ceballos, aseguró que el régimen de Nicolás Maduro ha “permitido que se dolaricen los precios al dólar negro ilegal”.

La Fefarven y diputados opositores denunciaron que los medicamentos que se están consiguiendo actualmente en el país —en el marco de una severa crisis de fármacos— han aparecido a precios inaccesibles que, en algunos casos, sobrepasan el sueldo mínimo.

Ceballos aseguró, en una entrevista con la emisora privada Unión Radio, que el gobierno de Nicolás Maduro ha “permitido” que se “dolaricen” los precios de los medicamentos al “dólar negro” ilegal.

En Venezuela opera un control de cambio desde 2003 y funcionan dos tipos de canje oficiales.

El más bajo, de 10 bolívares por dólar, está destinado a la importación de alimentos y medicamentos, entre otros sectores básicos, mientras que el otro es regido por un sistema que fluctúa y hoy se ubica en 699,91 bolívares por moneda estadounidense.

En Venezuela también hay escasez de medicamentos (AFP)

En Venezuela también hay escasez de medicamentos (AFP)

Ceballos dijo que los medicamentos deben ser comprados “a un dólar de 10 bolívares” y aseguró que el gobierno ha abierto la puerta a la “dolarización” del producto al permitir que “un laboratorio portugués llamado Bluepharma, representado en el país por Doropharma”, los traiga al país a precios inaccesibles.

El diputado opositor José Manuel Olivares confirmó al mismo medio radial que los pocos medicamentos que se están consiguiendo en el país llegan a través de Doropharma, y una caja de un fármaco para controlar la hipertensión puede llegar a costar más de 30.000 bolívares en un país en el que el sueldo mínimo es de 40.600 bolívares.

“No pudiéramos acusar a esta empresa de ningún tipo de ilícito de crimen”, dijo Olivares y agregó: “Lo que nos llama la atención poderosamente es quién está detrás de esta empresa, cuál es el capital, si se trata de algún negocio más de alguna persona del entorno del gobierno nacional“.

Aseguró que “hoy en Venezuela no se produce nada” y el 99% del material médico quirúrgico que se utiliza en el país es importado “y el dólar preferencial de 10 bolívares por dólar que está destinado para esto, vemos que, o no lo están dando, o se lo están robando porque la realidad es que no hay medicinas en el país“.

Las farmacias están desabastecidas (AFP)

Las farmacias están desabastecidas (AFP)

Recordó que el 8 de diciembre pasado la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, anunció desde el palacio presidencial de Miraflores que el gobierno había acordado ampliar los planes de cooperación con la Organización de Naciones Unidas (ONU) para adquirir medicamentos.

Olivares dijo que los parlamentarios opositores “confirmaron” recientemente, a través de las oficinas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Caracas y en Washington, que Venezuela “no ha hecho compras de medicina” ante este organismo bajo ningún mecanismo de pago.

Fue un engaño más. Se jugó con la esperanza de nuestros pacientes con cáncer, de nuestros pacientes crónicos, de pacientes cardiópatas, de los pacientes que convulsionan todos los días porque no hay medicinas en Venezuela”, agregó.

LEA MÁS:

Fuente: infobae.com

Categorías Economía