Un año después de presentar el que ya se ha convertido uno de los mejores productos de la historia de Apple hasta la fecha, la compañía californiana presenta una versión que es más de lo mismo, pero todavía mejor. Se refina así un producto que ha conseguido obtener un 98% en los resultados de satisfacción del consumidor, aspirando a llegar así a la excelencia absoluta.

Como ya adelantábamos hace unos días, los nuevos AirPods se corresponden con la versión 1.2 de los mismos, siendo la primera de ellas la 1.1. Esto quiere decir que no nos encontramos ante unos AirPods 2, sino una versión del producto levemente mejorada que corrige algunos de los errores de los que se ha aprendido en este primer año de vida.

Estéticamente idénticos por fuera, el único elemento que difiere lo encontramos en la caja que los contiene, donde el indicador LED de batería se traslada ahora al exterior de la misma para poder verlo sin tener que abrir la tapa. En cuanto a las mejoras internas, Apple estrena en ellos el W2, sucesor del pasado W1 y que es realmente lo que diferencia a los AirPods de la competencia.

En definitiva, los AirPods 1.2 son mejores en general, pero no suponen un gran cambio como para elegir renovar los actuales en el caso de ya tenerlos. Para eso habrá que esperar a una segunda versión que traiga una revisión más a fondo del producto, la cual previsiblemente llegará el año que viene. Para aquellos que no quieran esperar, esta actualización hace aún más atractivos —y su compra más recomendada, por ende— a los auriculares inalámbricos de Apple.

Fuente: https://hipertextual.com