Volkswagen sigue apostando por los coches eléctricos. Después de que la compañía alemana anunciara una inversión de 10 mil millones de dólares a principios de año para automóviles con motor de combustión cero, este lunes 11 de septiembre han anunciado que ofrecerán una versión eléctrica de 300 modelos para 2030.

La automotriz afirmó que doblará su inversión a 20 mil millones de euros, con los que espera presentar 80 nuevos modelos eléctricos para 2025 a través de sus marcas como Seat, Audi y Porsche.

“Los clientes quieren vehículos limpios, la gente quiere tener aire limpio y queremos hacer nuestra contribución aquí”, afirmó el CEO de Volkswagen, Matthias Müller, para BBC.

Por otro lado, la compañía alemana invertirá otros 50 mil millones de euros en la compra de baterías para sus nuevos automóviles eléctricos. Esta inyección podría suponer una rápida expansión de las baterías en el mercado.

Esta medida se une a la ya tomada por otros fabricantes como Volvo, quien anunció que todos sus vehículos tendrán un motor eléctrico a partir de 2019. En este caso, los motores tendrán una segunda unidad de potencia de combustión, construyendo así un sistema híbrido.

Asimismo, algunos países están allanando el camino para acabar con los motores diésel y de gasolina. China ha sido el último país en afirmar que se encuentra en conversaciones con los reguladores para acabar con las ventas y producción de cualquier vehículo de combustión.

Por su parte, Francia prohibirá los vehículos de combustión a partir de 2040 y dejará de utilizar carbón para generar electricidad antes de 2022. Reino Unido dejará de vender automóviles de diésel, gasolina e híbridos a partir de 2040.

Fuente: https://hipertextual.com