Apple ya ha solucionado la vulnerabilidad Wi-Fi conocida como CRACKen todos los sistemas operativos de todos sus dispositivos, es decir, en macOS, iOS, tvOS y watchOS, usados por Macs, iPhones, iPads, Apple TV y Apple Watch, respectivamente. El fallo de seguridad afecta al protocolo de cifrado WPA-2, por lo tanto a millones de dispositivos con capacidades de conexión inalámbrica.

Afortunadamente, por la forma en que funciona la vulnerabilidad, es posible parchardispositivos sin tener que desarrollar un nuevo sistema de cifrado (como sucedió en su momento con WEP. Es decir, prácticamente todos los dispositivos funcionando hoy en día pueden se pueden arreglar con una actualización de software. En muchos casos, inclusive, el fallo no afecta muchos routers que están en el mercado actual.

En ese sentido, tanto para Apple como para muchas otras empresas, ha resultado relativamente simple solucionar la vulnerabilidad. El parche de seguridad ya está aplicado tanto en las betas públicas como en las betas para desarrolladores de todos los sistemas operativos desarrollados por la empresa y en pocos días estará en versiones finales que llegarán a los consumidores.

Fuente: https://hipertextual.com