Las aplicaciones para los drones siguen siendo sorprendentes. Un grupo de científicos ha lanzado un drone sobre el océano para recoger microbios que se encuentran en el aliento y que las ballenas expulsan a través del chorro de agua.

Las ballenas de Estados Unidos y Canadá han sido el objeto de estudio de los científicos, quienes han analizado las muestras recogidas por el drone para detectar la salud de los mamíferos.

La investigación, publicada en mSystems, ha encontrado 25 tipos de microbios que se encuentran en la respiración de las ballenas y que pueden dar claves sobre las características de las mismas. Alguno de los microbios analizados también fue encontrado en otros mamíferos marinos, lo que podría significar que estos organismos podrían tener una influencia en el estado saludable de estos animales.

El estudio será un gran paso para obtener más datos sobre el microcosmos de los organismos que habitan en la ballena. Entre otras cosas, los resultados podrían arrojar luz sobre el origen de infecciones respiratorias, comunes entre las ballenas según los investigadores, además de saber como otras aspectos como la contaminación del agua afecta en su salud.

Los drones han jugado un papel clave en esta investigación, ya que el avión no tripulado ha podido acercarse a las ballenas como un humano nunca pudierahaber hecho. Por otro lado, el potente chorro que lanzan puede ser peligroso, y el drone ha conseguido las muestras en el Cape Cod del Océano Atlántico y la Isla de Vancouver en el Pacífico.

En Hawai, los drones también están siendo usados para estudios parecidos, como el análisis de plantas que se encuentren en lugares de difícil acceso como acantilados.

Asimismo, los drones han tenido aplicaciones muy importantes en otros ámbitos de la salud para atender a enfermos de emergencia o enviar transfusiones de sangre o desfibriladores.

Fuente: https://hipertextual.com