El escándalo de Harvey Weinstein sigue dando mucho de qué hablar. Después de que más de 50 mujeres denunciaran el acoso sexual por parte del productor, la actriz y modelo Dominique Huett ha demandado a The Weinstein Company por ser cómplice de los comportamientos inapropiados.

La compañía fundada por el productor decidió despedir a Weinstein y, en un comunicado, afirmaron que su contrato con la empresa finalizaba de manera inmediata, desvinculándose con el escándalo que salpicaba al fundador. Sin embargo, Dominique Huett sostiene que The Weinstein Company tiene más responsabilidad de la que parece.

La actriz ha interpuesto la primera demanda civil después de que otras mujeres contaran sus experiencias. A pesar de que la lista de víctimas cada vez es mayor, no se ha tenido constancia de que se haya presentado una denuncia. Harvey Weinstein sería investigado por la Policía de Reino Unido, Nueva York y Los Ángeles por demandas que habían sido archivadas y que ahora han sido despolvadas. Dominique Huett ha sido la primera hasta el momento y presentó la demanda por 5 millones de dólares ante la Corte Superior de Los Angeles afirmando que The Weinstein Company ayudó e instigó al productor en “actos repetidos de mala conducta sexual”.

Como en los otros casos, la actriz fue citada por Weinstein en su habitación de hotel. Lo que parecía ser una reunión de trabajo se convirtió en otra cosa cuando le pidió un masaje a a Huett. Después, el productor le sugirió que podría practicarle sexo oral. La actriz se negó, pero “Weinstein mostró persistencia y no aceptaría ‘no’ como respuesta“, explica la demanda publicada en Variety. Weinstein acabó saliéndose con la suya y le practicó sexo oral a Dominique Huett, para luego masturbarse frente a ella.

La demanda alega que The Weinstein Company estaba al tanto de estos casos y que no hizo nada por evitarlos, además de que sabía que Harvey Weinstein había llegado a acuerdos confidenciales con varias mujeres para que estos escándalos no salieran a la luz. La denuncia especifica al no tomar acciones, la compañía estaba actuando “con verdadera malicia y total desprecio” ante la seguridad de mujeres como Dominique Huett.

Antes del incidente que involucraba al Demandante [el caso de Huett], el Demandado a menudo ayudó e instigó a Weinstein en la comisión de su mala conducta sexual. Por ejemplo, las empleadas de Weinstein Company a menudo se usaban como cebo para atraer a sus víctimas hacia una falsa sensación de seguridad.

The Weinstein Company informó que no era consciente de los actos sexuales inapropiados del productor de Hollywood aunque, según la demanda presentada, la compañía pudo haber hecho mucho más por evitar que la lista de mujeres fuera tan larga.

Fuente: https://hipertextual.com