El cerco, otra vez cerca (Trampas de la dictadura)

Delmar MéndezEl “cerco a Santa Cruz”, titula esta obra que no es ficción. Ocurrió en septiembre de 2008 a la cabeza de Fidel Surco quien, junto a cientos de campesinos armados por el gobierno central, desafiaron con tomar la ciudad para frenar el movimiento autonomista y contrarrestar los multitudinarios cabildos.Provistos de armas y municiones marcharon desde el Norte y, a su paso por Portachuelo, asesinaron a un profesor y mataron a un unionista cuando circulaban por Warnes.Para evitar caer en manos de esta horda asesina, en Santa Cruz de la Sierra hubo gente que buscó cómo defenderse y proteger a sus familias. El momento fue propicio para que el gobierno infiltre, entre el temor y la desesperación, un grupo de bolivianos y extranjeros con experiencia militar que ya los había traído antes y a los que asesinó después en un céntrico hotel de Santa Cruz. Los acusó de terrorismo y separatismo y armó un caso que le sirvió para perseguir, encarcelar, amedrentar y exiliar a decenas de dirigentes locales, generando confusión y enfrentamiento interno. El “cerco” fue la estrategia de provocación. La gente aquí cayó en la trampa y con el miedo acabó la euforia autonómica. Santa Cruz quedó dividida, enfrentada y adormecida durante 10 años. Al cabo de una década, nuevamente se levanta Santa Cruz exigiendo democracia y la historia se repite… el cerco otra vez cerca.Delmar Méndez