Google vuelve a estar en el punto de mira de la justicia británica.

Si bien la función de autocompletar puede ser de gran utilidad al realizar una búsqueda en Google, también puede llegar a proporcionar datos de más. Tal ha sido el caso de víctimas de violación cuya historia llegó a captar la atención mediática, por lo que su información permanece en diversas partes de internet como son las redes sociales.

Según una investigación de The Times, debido al algoritmo de Google, las búsquedas sobre atacantes, supuestos atacantes de agresión sexual o víctimas de violación arrojan automáticamente los nombres de las mujeres condenadas o acusadas de abuso y cuyo anonimato está protegido por ley.

Al realizar una búsqueda, las funciones automatizadas de “búsqueda relacionada” y “autocompletar” muestran el contenido que está asociado con los términos ingresados en el buscador. La función de “búsqueda relacionada” hace sugerencias en función de lo que otras personas han buscado. En tanto, la de “autocompletar” agrega en automático palabras en la barra de búsqueda para predecir la consulta.

El medio británico señala que al ingresar el nombre de una víctima o demandante en el buscador del gigante tecnológico, también puede llegar a revelar la identidad del abusador o presunto abusador, quienes, al igual que las víctimas, tienen derecho al anonimato antes del juicio.

La controversia en Reino Unido

La polémica no tardó en surgir a raíz de la investigación del medio británico, pues cabe destacar que en el Reino Unido, publicar el nombre de una víctima en redes sociales puede ser multado hasta con 5.000 libras (unos 5.700 euros).

Maria Miller, presidenta del Comité de Igualdad de la Cámara de Comunes del Reino Unido, ha confirmado que Google no está operando bajo la ley, por lo que debe cambiar la forma en que funciona su motor de búsqueda, según recoge ABC.

En defensa de Google, un portavoz del gigante tecnológico indicó, según recoge The Times:

No permitimos este tipo de predicciones de autocompletar o búsquedas relacionadas que violan las leyes o nuestras propias políticas y hemos eliminado los ejemplos de los que hemos tenido conocimiento en este caso. Recientemente ampliamos nuestra política de deportaciones para cubrir las predicciones que menosprecian a las víctimas de la violencia y las atrocidades, y alentamos a las personas a enviarnos comentarios sobre cualquier predicción sensible o mala.

Apenas ayer se dio a conocer que Google ha sido demandada en el Reino Unidopor supuestamente rastrear y recopilar de forma clandestina la información personal de 4.4 millones de usuarios de iPhone. En caso de ganar, los demandantes podría llegar a recibir unos 854.72 euros por persona.

Según la denuncia colectiva, la empresa pasó por alto la configuración de privacidad del navegador de Safari en los móviles de Apple entre agosto de 2011 y febrero de 2012 con el fin de dividir a las personas en categorías para los anunciantes.

Fuente: https://hipertextual.com