OPERATIVO. Avionetas con cocaína que salían desde Bolivia llegaban hasta una localidad del chaco paraguayo donde eran abastecidas de combustible, para llegar hasta su destino final. En menos de un mes en el vecino país lograron incautar más de 759 kilos de droga. 

Funcionarios de la Senad muestran la droga incautada cerca de la pista clandestina en Paraguay. Foto: Senad

A menos de un mes de haberse incautado 302 kilos de cocaína boliviana como parte de la operación Sword, la Secretaria Nacional Antidrogas (Senad) de Paraguay llevó adelante otro operativo, ‘El Pescador’, que dejó como resultado el decomiso de 457 kilos de cocaína boliviana, que tenía como destino Argentina y Brasil.

La policía paraguaya también logró capturar a ocho integrantes de esta organización criminal, entre las que se encontraba un ciudadano boliviano.

La Senad destaca que esta investigación se inició en febrero, en base a información de Inteligencia que señalaba la existencia de una organización criminal integrada por bolivianos, colombianos y paraguayos.

Siga las noticias de eju.tv por Telegram y/o Facebook

Los 457 kilos de droga incautados este jueves, fueron encontrados en los alrededores de una pista clandestina de un inmueble en la localidad chaqueña Colonia Cadete Pando, en el departamento de Presidente Hayes.

Según el informe del Senad, las avionetas salían desde Bolivia y llegaban a esta pista clandestina para ser abastecidas de combustible y continuar su viaje hasta Argentina y Brasil. Paraguay solo era utilizado como un punto de tránsito de la droga, destaca el periódico ABC de este país

Llamó la atención que la droga incautada llevaba como identificativo el escudo del Real Madrid.

Como parte de este operativo se realizaron cinco allanamientos en Asunción, donde lograron detener a ocho personas, entre ellas estaba el boliviano Rodrigo Cabezas y el colombiano Marcelo Raymon. También se capturó al líder de la esta organización criminal, Atilano Arteta y otros criminales.

En ABC destacan que participaron efectivos de Investigación Sensitiva de la Policía Nacional y militares de la Fuerza de Tarea Conjunta, logrando la desarticulación de toda la organización criminal.

EL DEBER