La Policía retornó a Achacachi

[vid url=http://cd1.eju.tv/wp-content/uploads/2020/01/PB2001070757.mp4]

La Policía retornó este lunes a la población de Achacachi, departamento de La Paz, de donde fue expulsada en 2017 en medio de conflictos entre la población urbana y rural. Hubo un acto protocolar de recibimiento en el que participaron diferentes autoridades locales y el propio comandante de la Policía, coronel Rodolfo Montero.

Un contingente mayor a 30 uniformados estuvo en el acto desarrollado frente a las instalaciones policiales. «Agradecer a todo el pueblo de Achacachi por el recibimiento…vamos a mostrar un trabajo doble de lo necesario. Nos comprometemos a brindar seguridad a toda esta hermosa población», aseguró Montero.



En febrero de 2017 estalló un conflicto entre la población urbana y rural de Achacachi por la gestión del entonces alcalde Édgar Ramos, hoy detenido en la cárcel por denuncias de corrupción. Los violentos hechos no solo afectaron bienes privados, sino también las instalaciones de la Policía.

Los uniformados fueron expulsados y huyeron del lugar, tras la quema de sus instalaciones y el hostigamiento al que fueron sometidos. En diciembre de 2017 retornó al municipio un grupo de policías, pero no a la ciudad sino a la comunidad Ajllata Grande, un poblado alejado del centro urbano.

Este lunes volvió a la ciudad y fue recibida en un acto organizado por las autoridades de la alcaldía. El área rural, representado por los denominados Ponchos Rojos, apoyaban la gestión de Ramos, de filas del Movimiento Al Socialismo (MAS), mientras que los habitantes del centro urbano lo acusaban de ineficiencia e irregularidades en su gestión.

Los hechos de violencia derivaron en procesos a dirigentes cívicos como Elsner Larrazabal, quien luego de permanecer en la cárcel logró su libertad condicional y huyó a Perú, donde logró su refugio. Tras la dimisión de Evo Morales, jefes del MAS, el excivico retornó a Bolivia.

Fuente: PAT, https://www.la-razon.com