Alcaldía cruceña mantiene horario del servicio de transporte urbano hasta las 17:00

Desde el lunes, los micros podrán transportar pasajeros con un 80% de su capacidad, lo que permitirá ocupar todos los asientos. Los mercados constituyen el principal punto de alarma

Juan Manuel Ijurko
Fuente: El Deber

El presidente del Comité de Operaciones de Emergencias Municipal (COEM) de Santa Cruz de la Sierra, Emiliano Cronenbold, informó que el transporte urbano ha solicitado una ampliación de la capacidad de ocupación de sus microbuses, que «solo abarcaría a los de mayor tamaño», no así a los trufis y taxis. Así es que desde este lunes, 17 de agosto, podrán trabajar a un 80% de su capacidad, lo que equivale a trasportar solo a pasajeros sentados.



El sector transporte también ha planteado la extensión del horario de trabajo, pero «no lo hemos considerado porque sabemos que si liberamos los horarios en un sector, esto jala al resto». Así que el horario del transporte urbano se mantiene desde las 5:00 hasta las 17:00, manifestó la autoridad municipal.

Para Cronenbold, este tema se debe manejar con «prudencia para evitar aún más la propagación del Covid-19. Actualmente, la capital cruceña es una de las ciudades con más casos de coronavirus en el país.

El presidente del COEM destaca que esta noche de domingo se firmará el decreto municipal que dispone estos cambios para el transporte urbano.

Las medidas no satisfacen a los transportistas

Sobre el tema, Mario Guerrero, representante del transporte urbano, solicita a las autoridades municipales una mayor tolerancia con el cumplimiento el horario. «Los vecinos salen de sus trabajos a las 16:30 y a esa hora los micros están llegando a sus paradas finales», explica.

La normativa actual establece que a las 17:00 no pueden transitar estos vehículos. Sin embargo, Guerrero plantea que se amplíe el horario del servicio de transporte público para que los micros puedan trasladar a los trabajadores que salen de sus puestos laborales a esa hora y, también, les permita llegar a los surtidores para cargar combustible.

Para el transportista, la posibilidad de trabajar con mayor cantidad de pasajeros incrementará el número de unidades que presta sus servicios. «Estimo que un 50% de micros están trabajando, pero trabajan a pérdida y por eso muchos no salen a las calles».

Guerrero recuerda que los pasajeros deben colaborar en el cumplimiento de las normas de bioseguridad dentro de los micros. La desinfección de manos, el uso permanente de barbijo y la prohibición de comer al interior son algunas de las pautas. 

Como responsable del transporte manifiesta su malestar ante el sistema de sanciones que se está manejando y que afecta a un 10% de los micros que han estado trabajando (alrededor de unas 200 o 250 unidades).

«La norma dispone una sanción de Bs 2.000 para los vehículos que circulen sin orden, pero los micros tienen la autorización». Las sanciones emitidas se imponen por incumplimiento de las normas de bioseguridad o por denuncias al no alzar pasajeros «a pesar de que el micro esté con su ocupación completa», dijo Guerrero.

En septiembre se habilitarán nuevas actividades

Por otra parte, Emiliano Cronenbold indicó que agosto será un mes de evaluación y análisis para que, en septiembre, se puedan realizar los ajustes a las actividades que tienen permiso para atender al público en esta cuarentena por coronavirus, así como dar permisos a nuevos sectores para que reabran sus puertas.

 

En el programa sabatino ¡Qué Semana!, emitido por EL DEBER Radio, la autoridad municipal recordó que el COEM ha autorizado el funcionamiento de actividades vinculadas al comercio, restaurantes y gimnasios.

Esta semana fueron las salas de cine las que presentaron un protocolo de bioseguridad «muy bien elaborado y que cuenta con certificaciones locales e internacionales» para obtener el permiso de operaciones.

Sin embargo, tanto el COEM como el Servicio Departamental de Salud (Sedes) prefieren mantener la cautela. Según Cronenbold, además de los cines, son varios sectores los que han planteado los protocolos y están siendo revisados. En concreto, los organizadores de eventos y festejos, los patios de comidas que operan en los centros comerciales y las peñas folclóricas ya presentaron sus propuestas. Para la semana próxima, serán las escuelas de fútbol las que propondrán su protocolo aunque éste estará restringido para mayores de 16 años.

 

Preocupan los mercados

Cronenbold mostró su preocupación por el funcionamiento de los mercados como un importante foco de contagio. Supone un riesgo sobre todo para los vendedores que «están más expuestos porque tiene un contacto permanente con la gente». Estima que el municipio realiza un promedio de 100 pruebas rápidas diarias en los mercados como una medida de prevención y control.

«Un 4% de los comerciantes son positivo a Covid-19″, revelan los estadísticas que se manejan desde la Alcaldía. «Es un dato controlable», matiza, pero remarca que «en los mercados se produce los mayores índices de contagio. La mayoría son asintomáticos, pero a todos se les ofrece atención y seguimiento para cumplir una correcta cuarentena».

En aquellos lugares donde se han dado mayor cantidad de casos, «se ha coordinado con los gremiales el cierre por uno o dos días para fumigar y limpiar«, aclara Cronenbold.

Experiencias positivas

Los gimnasios y los restaurantes ha actuado de forma positiva. Los datos que registran y las inspecciones in situ que se han realizado demuestran el buen comportamiento de estas instituciones.

Cronenbold destaca que estas actividades permiten un respiro a la población «que acumula más de 100 días de confinamiento». Suponen una contribución al estado de ánimo, destaca.