Equipo de CIDH no individualizará a responsables; sólo dará indicios

  • La firma del convenio entre el Gobierno y el equipo investigador de la CIDH. | APG
Wilson Aguilar

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), convocado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), inició ayer su trabajo en Bolivia en medio de una serie de incógnitas, sobre dar con los responsables, entre otros, y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (Apdhb) duda sobre los resultados que arrojará la indagación por la limitante temporal. Esta instancia elabora su cronograma.

En conferencia de prensa, el GIEI informó sobre las reuniones que sostendrán con sectores de la sociedad, víctimas y autoridades.

“El mandato es coadyuvar y asistir a las autoridades de Bolivia a cumplir con sus obligaciones internacionales sobre la investigación, procesamiento, eventual castigo de los responsables si se los identifica, con un juicio justo, acontecimiento de reparaciones y adopción de medidas de no repetición, pero la responsabilidad final sobre sanciones no nos corresponde”, dijo Juan Méndez, experto de la GIEI.



Consultado sobre la polarización del país y la convocatoria a exautoridades, mencionó, de forma contradictoria, que no se identificará de manera individual si hay responsabilidad. “Vamos a analizar los hechos, asistir y coadyuvar a las autoridades respectivas para que investiguen a quien tengan que investigar e inicie acciones si tienen que hacerlo. No vamos a individualizar responsables y, si lo que surge de nuestras investigaciones es que hay líneas que señalan a algunas personas como responsables, lo vamos a compartir con las autoridades y será responsabilidad de ellos iniciar acciones”, agregó.

Independencia itinerante

Los integrantes del GIEI aseguraron su independencia e interdisciplinariedad del equipo, que garantizará la autonomía de análisis. Sobre el tiempo de trabajo, indicaron que, de no alcanzar los seis meses, se puede prorrogar. Tampoco permanecerán todos los miembros del GIEI en el país, y contarán con una Secretaría Ejecutiva que informará sobre los avances.

Dudas

Amparo Carvajal, presidenta de la Apdhb, cuestionó la labor del GIEI por considerar que la investigación será sesgada por la delimitación del objeto de la indagación. “Entregamos en Sucre un informe en 2019 sobre la situación en Bolivia a la CIDH y no hicieron nada”, dijo.

“Hemos estado ahí en Senkata en El Alto y recogimos los testimonios de lo que pasó, pero ya en Sacaba no nos dejaron ingresar. Si quieren hablar conmigo, si quieren recibir testimonios, veremos, pero no tengo mucha esperanza”, sostuvo.

“No tengo ni esperanza ni espero que toquen la violencia cometida contra los policías, la quema de buses, domicilios y otros”, cuestionó.

Integrantes de la Comisión GIEI

El equipo de la GIEI está integrado por expertos de varias carreras y nacionalidades:

– Juan Méndez: argentino, abogado, docente de DDHH en Washington.

– Julian Burger: profesor en Universidad de Essex (Reino Unido).

– Marlon Alberto Weichert: brasileño, procurador federal adjunto.

– Patricia Tappatá Valdez: argentina.

– Magdalena Correa Henao: colombiana.

A ellos se agrega Jaime Vida, secretario ejecutivo GIEI.

“No hay confianza en la justicia boliviana”

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizará su investigación en tres ejes y a la conclusión se emitirá un informe que se entregará a la Fiscalía General del Estado para llevar adelante las acciones respectivas.

El canciller Rogelio Mayta lamentó que un ente internacional deba realizar la investigación porque no hay confianza en la justicia boliviana.

Según los datos, la primera actividad es efectuar un análisis técnico de las líneas de indagación adoptadas por las autoridades bolivianas para determinar las responsabilidades penales, civiles y administrativas.

La segunda, elaborar un plan de investigación de los actos de violencia y la violación a los derechos humanos.

Y la tercera, aportar un análisis técnico del plan de atención integral a las víctimas de los hechos de violencia.

El canciller Mayta afirmó que “tenemos expertos internacionales porque lastimosamente nuestro sistema de administración de justicia no es creíble para los propios bolivianos y eso tenemos que aceptarlo con hidalguía”.

“Los bolivianos y bolivianas estamos dispuestos a enfrentar el reto de la reconciliación, con valor, con firmeza, con amor, y parte de eso se consigue a través de la justicia, no podemos tener reconciliación si no hay justicia. No podemos tener reconciliación si las víctimas de esos sucesos no encuentran la respuesta a su clamor de justicia”, dijo Mayta en la firma de convenio.