Congresistas de EEUU piden al Secretario de Estado investigar sucesos políticos en Bolivia de 2019

La misión es producir un informe que incluya el de la OEA sobre el presunto fraude electoral

Fuente: El Deber

El Congreso de EEUU aprobó un proyecto de ley denominado, “Omnibus” que asigna $us 1,5 billones para distintas tareas que debe cumplir el Departamento de Estado, como la de consultar con expertos independientes y producir un informe que revise todos los sucesos políticos de 2019 en Bolivia, lo que incluye el informe de la OEA sobre el presunto fraude electoral.



“El Comité reconoce el valor de descubrir información precisa sobre el proceso electoral en Bolivia, incluidas las elecciones generales de 2019. El Secretario de Estado presentará un informe a los Comités de Asignaciones evaluando: (1) la transparencia y legitimidad de las elecciones generales de Bolivia de 2019 solicitando información de expertos independientes reconocidos internacionalmente; y (2) el progreso en las investigaciones de responsabilidad por las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante ese período”, señala el documento.

Estas conclusiones se encuentran en la sección 7045 en la página 82 del informe denominado, “División K- Departamento de Estado, Operaciones Extranjeras 2022”, publicado por el representante de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce.

Es la única mención  sobre el país en este voluminoso documento de 118 páginas. El cuadro de cifras no revela el monto que se utilizará en este trabajo que debe realizar el Secretario de Estado y tampoco especifica los plazos que tiene para cumplir esa tarea.

El Gobierno de Luis Arce sostiene que en 2019 se produjo un golpe de Estado y niega la existencia del fraude electoral que provocó un levantamiento popular. Todos los casos referidos al fraude electoral fueron desechados por la Fiscalía General y por las fiscalías departamentales; en cambio, avanzaron los casos vinculados al Gobierno de la expresidenta Jeanine Áñez, que enfrenta los casos denominados, ‘golpe I’ y ‘golpe II’.

Esta información está vinculada a la solicitud que realizaran en julio del pasado año las congresistas Jan Schakowsky y Susan Wild, quienes pidieron investigar los informes de la OEA de 2019.

En agosto del pasado año, el Gobierno boliviano tramitó una sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) donde se trató el informe de las elecciones 2019. Los países miembros escucharon el reporte y no se produjo ninguna resolución.