Exministro Quintana quiere tener varias oficinas en el país para enseñar su «experiencia política»

Juan Ramón Quintana, exmilitar con formación en la Escuela de las Américas, fue presentado como sociólogo y es autor del prólogo en el libro “Tan cerca del infierno, tan lejos de Dios”.

Juan-ramon-quintana-3 (1)

Fuente: ANF



El exministro del Gobierno de Evo Morales, Juan Ramón Quintana, afirmó este lunes que quiere tener varias oficinas en el país para enseñar su “experiencia política” y aseguró que le divierte la acusación de la alcaldesa Eva Copa sobre que sería operador del expresidente en la zona de Senkata de El Alto.

“Me abstengo de contestar, son muy ocurrentes, la verdad que me divierte la ocurrencia de alguna gente que se toma demasiado en serio el chisme. A mí me encantaría tener oficina no sólo en El Alto, sino en Oruro, Potosí, para transmitir mi experiencia, para trabajar con los jóvenes, para reflexionar con ellos”, afirmó la exautoridad en La Razón Radio.

La exautoridad dijo que su intención apunta a reflexionar sobre el escenario geopolítico del mundo, tras la invasión de Rusia a Ucrania, el contexto en América Latina y no consumir la desinformación.

La semana pasada, la alcaldesa Eva Copa aseguró que el exministro de la Presidencia es un operador político del expresidente Evo Morales en Senkata de El Alto. “(…) esto es una verdad que todos lo saben, el señor (Evo) Morales tiene muchos operadores en El Alto, (Juan Ramón) Quintana opera desde Senkata, tiene su oficina en Senkata donde opera para hacer movilizaciones, para desacreditar la gestión”, sostuvo la burgomaestra en declaraciones a radio Compañera.

Quintana, exmilitar con formación en la Escuela de las Américas, participó de la entrevista del rotativo paceño y fue presentado como sociólogo y autor del prólogo en el libro: “Tan cerca del infierno, tan lejos de Dios”, de Suseth Rodríguez, en cuyo contenido recogió testimonios de la población sobre la crisis política del último trimestre de 2019.

La exautoridad se refirió al texto y dijo que los hechos de noviembre de 2019 son parte de uno “de los momentos más intensos de represión, de venganza, de escarmiento y de luto desmesurado de la fuerza, tanto de policías, de militares”, y agregó que las víctimas fueron el Gobierno de Evo Morales y la población.