Una obra clandestina en el centro histórico complica a influyente concejal de Potosí

La Dirección de Patrimonio le inició un proceso administrativo y él dice que no es el propietario.

Fuente: El Potosí

Vulneración de los incisos a) y d) del artículo 135 de la Ley Municipal No. 055/2014. Esa es la causa por la que la Dirección de Patrimonio de la Alcaldía de Potosí le inició un proceso administrativo a José Emilio Elías Albán, el que es considerado uno de los concejales más influyentes del Movimiento Cívico Popular (MCP), partido que funge como el oficialismo en este gobierno comunal.



La referida norma es la Ley de Preservación de las Áreas Históricas de Potosí (L-PRAHP), que fue promulgada el 23 de diciembre de 2014 por el alcalde transitorio Remberto Gareca Prada y es la que se emplea, desde entonces, para regular construcciones de todo tipo en toda el área citadina que forma parte del sitio inscrito, o declarado, como patrimonio de la humanidad.

Según el artículo 27 de esa ley, existen un total de ocho categorías de inmuebles en las áreas históricas y la casa en cuestión está ubicada en el número 56 B de la calle Hoyos, casi a la altura de la Plaza Eduardo Avaroa. Según el catálogo del Plan de Rehabilitación de las Áreas Históricas de Potosí (PRAHP) es un inmueble de categoría “C”; es decir, “corresponde a los edificios que presentan una tipología de valor histórico conservada solo parcialmente, debido a las alteraciones sufridas”. Con todo, cualquier intervención a un inmueble de este tipo requiere de la autorización previa de la Dirección de Patrimonio Histórico y este no fue tramitado por los propietarios de la casa en cuestión.

Según la información que maneja Patrimonio, las obras más visibles en el inmueble, como la demolición de anteriores estructuras y la edificación de dos niveles adicionales comenzó en diciembre del año pasado, cuando Elías ya ejercía como concejal, pero este asegura que los trabajos arrancaron hace dos años. No tienen autorización alguna, pero el munícipe deslinda cualquier derecho propietario; es decir, dice que no es su casa, aunque habita en ella.

Según la explicación de Elías, el inmueble es de la familia de su esposa y está en proceso de sucesión hereditaria. Como se trata de bienes provenientes de herencia, él no entra en dicha sucesión. Pese a eso, en fecha 13 de diciembre de 2021 presentó un memorial a Patrimonio Histórico refiriéndose a esa casa como “mi bien inmueble” y agregó que “actualmente mi persona se encuentra tramitando la declaratoria de herederos”.

Lo que debió hacerse, en este y casos parecidos, es tramitar la autorización de Patrimonio, que pasa por la aprobación de planos para las intervenciones. Como no se procedió así, se tipificó las infracciones como de demolición clandestina, tipificada en el inciso d) del artículo 135 de la Ley Municipal 055/2014 y, consiguientemente, construcción clandestina, inciso a), que abarca a tres niveles de edificación, con intención de levantar un cuarto, lo que, además, afectaría el paisaje visual de esa parte del centro histórico.

Según Elías, las obras están paralizadas, pero no hay ningún letrero que lo establezca.

El concejal es el que suele reemplazar al alcalde Jhonny Llally, cuando se ausenta de la ciudad, y en el MCP se admite que tiene influencia. La Secretaría de Desarrollo Turístico, Cultural y Patrimonial, de la que depende la Dirección de Patrimonio, no está politizada, ni responde al comité político del MCP, lo que explica que se haya procedido contra Elías, pese a su influencia.