El ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, afirmó este domingo que el total del personal de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) fue replegado y será sometido a «rotación permanente» para descartar una eventual participación en hechos de encubrimiento en el caso del triple asesinato en Santa Cruz.

“Moros y cristianos han sido replegados de la FELCN de Santa Cruz; hemos replegado al 100% de los efectivos del talento humano de Santa Cruz. Esto lo hacemos constantemente para evitar que existan personas que ya llevan demasiados meses o años al interior de le FELCN”, dijo en un breve contacto con los medios de comunicación.

Asimismo, recordó que Misael Nállar, principal sospechoso del asesinato a bala de dos policías y un voluntario del Grupo de Apoyo Civil a la Policía (Gacip), será investigado por supuesta legitimación de ganancias ilícitas y adelantó que se revisará su participación o no en otro tipo de ilícitos.

“Hasta este momento no hemos encontrado algún elemento de convicción para vincularlo con narcotráfico, no obstante, las investigaciones continúan y (si) mientras vaya avanzando las investigaciones encontramos elementos que vinculen al investigado con hechos de narcotráfico, el Ministerio de Gobierno va a ser parte (acusadora)”, dijo.

Misael Nállar, Esteban Beltrán y Rodrigo González son los tres sospechosos que deberán cumplir detención preventiva de seis meses, mientras se investiga su participación en ese hecho de sangre.

La noche del sábado el principal sospechoso de ese hecho, Misael Nállar, fue llevado de Santa Cruz al penal de Chonchocoro, en La Paz, pero el Tribunal Séptimo de Sentencia, según sus abogados, determinó su retorno a la capital oriental para que sea internado en el penal de Palmasola.

Esteban Beltrán fue trasladado en horas de la mañana a la cárcel de El Abra, en Cochabamba, donde deberá cumplir la misma medida. Mientras que el tercer sospechoso de ese caso, el colombiano Rodrigo González, pasará el mismo tiempo en la cárcel de Palmasola.

El asesinato de los tres policías ocurrió el 21 de junio.