Congreso de Brasil aprueba paquete de ayudas sociales en año electoral

La propuesta declara en “estado de emergencia” a Brasil, la cual fue impulsada por el Gobierno de Jair Bolsonaro.

Brasilien Evangelischer Marsch in Sao Paulo Fuente: dw.com

La Cámara de Diputados de Brasil aprobó este miércoles (13.07.2022) una propuesta que declara al país en «estado de emergencia» y libera un paquete de ayudas sociales impulsado por el Gobierno de Jair Bolsonaro, a menos de tres meses para las elecciones.



Con el apoyo del oficialismo y la oposición, la Cámara Baja respaldó, en dos votaciones y por mayoría cualificada, un nuevo programa de subsidios que estará vigente solo hasta final de año y pretende mitigar el impacto de la subida de los combustibles.

Las medidas sociales, ya respaldadas por el Senado, comprometen unos 41.250 millones de reales (7.650 millones de dólares), no previstos inicialmente en el presupuesto de este año, y han sido aprobadas de manera exprés en ambas cámaras legislativas.

Entre los beneficios contemplados están la subida del valor mínimo de la ayuda mensual que ya se reparte entre las familias más pobres hasta los 600 reales (110 dólares), lo que supondrá un aumento del 50 por ciento, y crear otro subsidio para financiar las bombonas de gas.

El texto, que tramitó como una enmienda a la Constitución, también prevé distribuir un auxilio para taxistas y otro de 1.000 reales (185 dólares) mensuales para camioneros autónomos, que en su mayoría forman parte de la base social de apoyo a Bolsonaro.

La iniciativa fue calificada de «electoralista» por congresistas detractores, ante las sospechas de que sea un intento de levantar la popularidad de Bolsonaro con miras a las elecciones del 2 de octubre, para las que el favorito es el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Medida «kamikaze»

También la tacharon de «kamikaze» ante sus potenciales impactos negativos sobre las cuentas públicas del país y la inflación, que actualmente roza el 12 por ciento interanual.

Aunque el punto más polémico durante las discusiones fue la declaración de «emergencia» hasta final de año, una maniobra del oficialismo para crear esos nuevos auxilios, pues en circunstancias normales la legislación electoral impide impulsar este tipo de medidas cuando faltan seis meses para los comicios.

El «estado de emergencia», usado durante la pandemia de coronavirus, también permite al Gobierno saltarse las reglas de equilibrio fiscal. Esta vez la justificación fue el alza «extraordinario e imprevisible» del precio de los combustibles.

Sin embargo, expertos jurídicos y diputados de la oposición han cuestionado la utilización ahora de ese mecanismo, visto como «un cheque en blanco» para Bolsonaro, al tiempo que han expresado su preocupación por el hecho de que los comicios vayan a celebrarse bajo «estado de emergencia».

«No estamos seguros de cómo el Gobierno de Bolsonaro va a usar el estado de emergencia», alertó el diputado Reginaldo Lopes, del Partido de los Trabajadores (PT), que apoyó el proyecto con críticas a su carácter temporal y «electoralista».

mg (efe, Correio Braziliense)