La Ley 1448 facilita cumplimiento de obligaciones tributarias y permite reactivación de facilidades de pago de acuerdo al ministro Montenegro

Presidente Luis Arce Catacora promulgó el pasado lunes con la nueva norma con la modificación a las leyes 2492, de 2 de agosto de 2003, Código Tributario Boliviano, y 843 (texto ordenado vigente).

Fuente: http://www.rtpbolivia.com.bo



Con la promulgación de la Ley 1448, que tiene el objetivo de contribuir a la reconstrucción económica, se facilita el cumplimiento de obligaciones tributarias y se permite la reactivación de facilidades de pago caídas, informó el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

“Con la norma recientemente promulgada se amplía el plazo del arrepentimiento eficaz de 10 a 20 días para que el contribuyente pueda regularizar su situación sin multas en ese periodo de tiempo, en el que también podrá acogerse a un plan de pagos para saldar sus deudas pendientes con el Estado”, refiere un boletín del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

De igual forma, se establece una reducción de la sanción por omisión de pago del 100 al 60 por ciento del tributo omitido, medida que será aplicada de forma retroactiva en tanto sea más beneficiosa para el contribuyente.

Además, con la modificación a la Ley 843 se plantea poner en igualdad de condiciones a los contribuyentes que ejercen su profesión u algún oficio de manera independiente, para que estén alcanzados por el RC- IVA como toda persona natural y no así por el Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas (IUE) como sucedía antes de la promulgación de la Ley 1448.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, destacó la vigencia de la nueva norma y recordó que de manera adicional se beneficia a los contribuyentes que tienen pendientes sus pagos por obligaciones tributarias.

Las entidades territoriales autónomas, en el marco de su dominio tributario, podrán disponer por única vez la continuidad de las facilidades de pago incumplidas, a través de la emisión de una ley específica.

Por los efectos de la pandemia del COVID-19 y la cuarentena rígida impuesta en 2020, muchos contribuyentes que estaban registrados en un plan de pagos se vieron obligados a interrumpir sus compromisos; no obstante, con esta norma podrán retomar su plan de pagos bajo las mismas condiciones que tenían de forma institucional.