Sergio Henrique Francisco, jugador brasileño que llegó el 2017 al fútbol boliviano, es ídolo del club Wilstermann y en un dolor de cabeza para los rivales. Más conocido como Serginho, se vio envuelto en varias discusiones.

El martes, el volante creativo tuvo otro capítulo porque discutió con el entrenador de Bolívar, Antonio Carlos Zago, que casi se van a los golpes.

“Serginho es el que provocó todo el partido, desde La Paz que anda haciendo eso. Yo procuré calmar la situación y la discusión tiene que quedar ahí”, dijo Zago a los medios.

El volante brasileño de Wilstermann fue acusado como provocador y en algunas ocasiones las reacciones de sus rivales llegaron a los insultos racistas.

El 2018 tuvo un encontrón con el entrenador Erwin Sánchez, que dirige actualmente a Oriente Petrolero y que en ese momento estaba en Blooming.

“Yo he sido extranjero 20 años en Portugal y nunca traté así a un portugués, sé que estuve mal, pero ante una acción, hay una reacción; porque aquí nadie en mi casa, en mi pueblo me puede llamar así”, dijo Sánchez.

La versión del volante Serginho fue diferente a la de Sánchez y dijo que lo insultó al decirle «negro de mierd.., y macaco».

SERGINHO VS. BOLÍVAR

El jugador Serginho tiene varios capítulos con los integrantes del club Bolívar. El 30 de diciembre de 2020 fue el delantero Marcos Riquelme ante el brasileño, se armó una trifulca colectiva.

El 30 de enero del 2021, el volante de Wilstermann tuvo intercambio de palabras y casi se van a los golpes con Diego Bejarano y Luis Gutiérrez, en un amistoso.

El 11 de abril de este año, Serginho fue insultado de manera racista por los hinchas de la Academia cuando faltaba poco para que termine el encuentro.

El Tribunal de Disciplina de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) sanción al club paceño con una multa de 20.000 dólares.

Por último, el episodio del martes frente al DT Zago.