A diferencia de Frei, el demócrata cristiano Radomiro Tomic creía en la posibilidad de trabajar junto con las izquierdas.