A la izquierda, Honorina Montes; a la derecha, Marcela Basteri. Proyectando la edad, el parecido es elocuente