Al cumplir los 17, Joanna se embarazó por primera vez. Entonces, dejó de consumir drogas y alcohol para cuidar al bebé. En 1999, nació su hija mayor: Shianne. Unos tres años más tarde, llegó su segundo hijo. Pero la abstinencia no duró y, poco tiempo después de haber tenido a los chicos, volvió a los excesos (YouTube)