Alexander Lukashenko y Vladimir Putin, aliados políticos e inseparables. El presidente ruso dijo que ayudaría a permanecer en el poder al dictador bielorruso (Europa Press)